Lo mejor para tus cejas

Pro y contras de cada método para delinearlas

Guía de Regalos

Lo mejor para tus cejas
Las cejas abundantes están de regreso en esta temporada. Foto: Archivo

Olvidarse de la cera (wax), dejar a un lado el hilo (threading) y volver a la tradicional pinza (tweezers) es el primer y el más importante consejo que Joey Healy, experto en delineado de cejas, tiene para darle a las mujeres hispanas.

“Veo constantemente que las latinas se dejan las cejas muy delgadas, y creo que muchas veces es el resultado del uso excesivo del depilado con cera o con hilo”, asegura Healy, maquillador profesional activo en Nueva York y con una línea de cosméticos diseñada para esta área del cuerpo.

Healy asegura que la tendencia actual es una ceja más bien gruesa y con un arco natural. Las cejas abundantes están de regreso.

“Muchas mujeres tienen un mal concepto, las cejas deben ser gruesas. Yo siempre le digo a mis clientas que se sientan el arco de las cejas con las manos, que sientan la forma natural del hueso”, dice.

Otro de los errores que, según Healy, las mujeres hispanas cometen es el rellenarse las cejas de manera muy fuerte y usando un tono de lápiz muy diferente al tono de su piel.

“Siempre veo que cuando las latinas se rellenan las cejas las dejan muy marcadas y lo hacen con un color de lápiz que es muy rojizo o en un tono muy oscuro.

Para rellenar las cejas de manera correcta hay que buscar siempre un tono neutro, un poco más claro y no marcarlas muy fuertemente. A veces parece que usarán un ‘sharpie marker’ (marcador) para hacerlo”, agrega el experto. “Mejor que el lápiz es bueno usar polvos sueltos porque dan un resultado mucho más natural“.

Healy es enfático al señalar que la cera para depilar es un método que deberíamos abandonar a la hora de tratar nuestras cejas. Según sus conocimientos, la cera no sólo puede causar irritación en el área sino que además, con el uso constante, produce envejecimiento y flacidez en esa zona de nuestro rostro.

“Muchos estudios sobre el cuidado de la piel han demostrado que la cera es muy dañina para el cuidado de las cejas. Igual que el hilo, es un método que con su uso frecuente debilita y reduce el espesor de las cejas. Además el resultado que ofrece es muy asimétrico”.

La ceja tiene dos partes claramente definidas: la cabeza y la cola, explica Healy. La cabeza tiene siempre que ser más larga que la cola. El experto agrega que las cejas deben comenzar desde el puente de la nariz, “esa regla vieja que decía que debe comenzar desde la línea de afuera de la nariz está errada”. La cola debe alinearse con la esquina exterior del ojo.

Otro de los trucos por saber es que el arco de la ceja no puede comenzar en el centro de la misma. Muchas mujeres, dice Healy, cometen el error de delinearlas creando el arco en el centro de la ceja, haciéndolas lucir “como un arcoíris”.