Obama rescata idea de cerrar base de Guantánamo

El Presidente abordó varios temas de la política exterior de EEUU durante un discurso en la Academia Militar de West Point

Guía de Regalos

Obama rescata idea de cerrar base de Guantánamo
Obama cuando habló ante los cadetes en la academia militar de West Point.
Foto: EFE

West Point – Fue una de sus principales promesas durante la campaña para las elecciones presidenciales del 2008: cerrar la base militar de Guantánamo, en Cuba. Sin embargo, esto nunca ocurrió y el presidente Barack Obama completó su primer mandato sin cumplir lo prometido.

Ahora, cuando sólo le quedan tres años de su segundo término en la Casa Blanca, el Presidete resucitó el tema de Guantánamo y en un discurso este miércoles en la Academia Militar de West Point, volvió a reiterar su compromiso de cerrar ese centro de detención.

“Lo que nos hace excepcionales no es nuestra habilidad para burlar las normas internacionales y el Estado de Derecho; es nuestra voluntad de afirmarlas a través de nuestras acciones”, dijo ante una nueva promoción de cadetes esa academia.

“Por eso continuaré presionando por el cierre de Guantánamo“, aseguró el mandatario que señaló que los valores y las tradiciones jurídicas “no permiten la detención indefinida de personas más allá de nuestras fronteras”.

Después de 12 años operativo, el penal de Guantánamo, pensado durante el gobierno de George W. Bush para interrogar y encarcelar a sospechosos de colaborar con la organización terrorista Al Qaeda tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, aún mantiene a 155 presos, la mayoría de los cuales ha recibido el visto bueno para ser transferidos.

El cierre de Guantánamo fue una de las promesas estrella de las dos campañas electorales de Obama pero su deseo de clausurar el controvertido penal ha topado con las restricciones incluidas por el Congreso en las leyes presupuestarias de defensa que prohíben el traslado de los presos a centros en suelo estadounidense.

Dentro de este compromiso con el respeto a ley, Obama también hizo mención a las recién aprobadas restricciones sobre la recolección y almacenamiento indiscriminado de datos por parte de las agencias de inteligencia, como la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), la mayor central de espionaje electrónico.

“Vamos a tener menos aliados y seremos menos eficaces si se percibe que estamos realizando la vigilancia contra los ciudadanos comunes”, dijo Obama, en referencia al programa de la NSA que fue revelado por el exanalista Edward Snowden.

  • Postura de EEUU: El presidente defendió que, ahora que empieza a dejar atrás una “larga temporada de guerra”, Estados Unidos “pocas veces ha sido más fuerte respecto al resto del mundo”. Un día después de anunciar su plan para la retirada gradual de las tropas estadounidenses en Afganistán, el mandatario recordó que también ha puesto fin a la guerra de Irak y defendió la posición en la que EE.UU. ha quedado después de esos conflictos. “Nuestros militares no tienen parangón. Las posibilidades de una amenaza directa contra nosotros por parte de cualquier país son bajas, y no pueden compararse a los peligros que enfrentamos durante la Guerra Fría”.
  • Lucha antiterrorista: Aseguró que el terrorismo “continúa siendo la mayor amenaza” para el país y anunció la creación de un fondo de cooperación antiterrorista de $5,000 millones. Este fondo, dijo, permitirá entrenar, desarrollar habilidades y facilitar a los países socios el combate contra el terrorismo, un enemigo cada vez más difuso. Obama señaló que la principal amenaza “no viene más de un liderazgo centralizado de Al Qaeda”, sino de grupos extremistas y afiliados a esta organización terrorista que operan en el país en el que están establecidos y atacan objetivos más difíciles de defender.
  • Uso de drones: El presidente dijo que su Gobierno seguirá usando drones “cuando sea necesario” para protegerse, pero debe ser más transparente respecto a cuándo y cómo recurre a estos aviones no tripulados. “Cuando tengamos datos de inteligencia fiables, actuaremos directamente, ya sea a través de operaciones de captura como la que trajo ante la justicia a un terrorista involucrado en la trama para atacar nuestras embajadas en 1998; o los ataques con drones como los que hemos llevado a cabo en Yemen o Somalia”, dijo, añandiendo: “Pero tenemos que respetar estándares que reflejen nuestros valores, lo que significa hacer ataques (con drones) solo cuando enfrentemos una amenaza inminente y continua, y solo cuando haya una certeza casi completa de que no habrá víctimas civiles. No debemos crear más enemigos que los que eliminamos del campo de batalla”, agregó.