Desertaron seis bailarines cubanos, ya están en Miami

La huida de seis integrantes del Ballet Nacional de Cuba, refugiados ya en Miami, evidencia "el absoluto descontento" de los artistas con el régimen, declaró exiliado

Desertaron seis bailarines cubanos, ya están en Miami
Las deserciones se registraron el pasado fin de semana en Puerto Rico.
Foto: EFE

Miami.- La huida este fin de semana de otros seis integrantes del Ballet Nacional de Cuba (BNC), refugiados ya en Miami, supone un nuevo episodio dentro de un incesante goteo de deserciones que evidencia “el absoluto descontento” de los artistas con el régimen cubano.

En declaraciones a EFE, el director artístico del Ballet Clásico Cubano de Miami, Pedro Pablo Peña, explicó que desde 2007 al menos 35 bailarines han solicitado asilo en Estados Unidos y otros países, aunque “la gran deserción” se produjo en 2010 y ha continuado desde entonces “constante y aumentada”.

El último capítulo se registró en Puerto Rico este fin de semana, pero se trata de una tónica habitual que se produce cada vez que el Ballet Nacional de Cuba está de gira, pese a que los funcionarios cubanos que acompañan a los bailarines les retienen el pasaporte.

Peña, que acoge ya a los últimos seis bailarines y prepara su presentación pública en Miami, subrayó que estas deserciones ponen de relieve los obstáculos insalvables que estos artistas afrontan para “desarrollar en libertad su carrera”.

En cualquier caso, a las autoridades cubanas no les queda otra salida que asumir el riesgo de las deserciones de bailarines, “si quieren tener una compañía que pueda viajar”, apuntó.

Siempre que la compañía viaja se les queda algún bailarín en el extranjero, a veces principal”, resaltó.

El pasado sábado, en el más reciente episodio de la ola de deserciones de artistas de la isla, seis bailarines, dos chicas y cuatro chicos, desertaron en Puerto Rico y ya están en Miami.

El fundador y director artístico del Ballet Clásico Cubano de Miami destacó la calidad artística de los bailarines que huyeron, al tiempo que apuntó la razón medular de su huida de Cuba: “Sus carreras se ven tronchadas en la isla, al ver que no tienen las posibilidades” de otros artistas en el extranjero.

Señaló que todos ellos se encuentran bien, aunque nerviosos y con cierto temor, algo normal, “que siempre pasa cuando vienen de la isla con el terror de allá”, puntualizó, para asegurar que muy pronto se presentarán con el Ballet Clásico Cubano de Miami.