¡Reconfirmado! Celulares pueden causar tumores cerebrales

Estudio científico aviva polémica sobre uso de estos aparatos

París – El uso intensivo de los teléfonos celulares puede favorecer la aparición de tumores cerebrales —ya sea benignos o malignos— en adultos, según un estudio de investigadores franceses, quienes recomendaron moderación.

Los científicos llevaron a cabo una encuesta sobre el impacto de los factores ambientales y laborales en el sistema nervioso central (SNC) y establecieron la existencia de un vínculo entre usuarios intensivos de teléfonos móviles.

Para el estudio, dirigido por Gaëlle Coureau, del Instituto de Salud Pública, Epidemiología y Desarrollo, de la Universidad de Burdeos, se analizaron datos de 447 personas con tumores (253 gliomas y 194 meningiomas), diagnosticados entre junio de 2004 y mayo de 2006.

Estas referencias fueron cruzadas con las de un conjunto dos veces mayor de sujetos tomados al azar en la población. En principio, estadísticamente no hubo ninguna diferencia entre quienes eran usuarios o no de los teléfonos portátiles.

Sin embargo, identificaron una asociación entre el desarrollo de gliomas o meningiomas en las personas que llamaron por teléfono celular al menos 896 horas en el curso de su vida, así como tumores malignos en quienes habían acumulado más de 18, 360 horas.

Los investigadores reconocen que su estudio no permite definir un nivel de riesgo en la aparición de tumores, pero sugieren la moderación para reducirlo o evitarlo.

La asociación francesa Priartem, que milita contra los peligros de las radiofrecuencias, precisa que el uso intensivo al que hace referencia el estudio (más de 896 horas acumuladas) corresponde a más de 15 horas al mes, lo cual equivale a media hora por día.

Advierte que, en la actualidad, gran parte de los usuarios de la telefonía móvil, especialmente las personas más jóvenes, superan por mucho ese tiempo acumulado.

Se debe tomar en cuenta que los teléfonos celulares han ido evolucionando y emiten menos radiofrecuencias, pero el número de usuarios se ha multiplicado y con ello las conversaciones.

Investigaciones controversiales
Los estudios sobre los efectos nocivos de los teléfonos móviles en la salud continúan suscitando polémica, entre los que desestiman todo tipo de impacto hasta los que advierten de severos daños.
En el año 2010, una investigación internacional de Interphone puso de manifiesto un aumento de gliomas en sujetos estudiados que habían acumulado hasta por lo menos 1,640 horas de conversación.
Los estudios del equipo sueco de Lennart Hardell también fueron en esa dirección, aunque la metodología de ambos trabajos no fue unánime.
Por el contrario, otros estudiosos no hallaron ningún vínculo y los operadores de telefonía y los fabricantes sólo siembran la duda.