Se acerca la hora de la verdad para el “León de Harlem”

Charles Rangel enfrentará a Adriano Espaillat en las primarias del próximo martes por el escaño del Distrito 13
Se acerca la hora de la verdad para el “León de Harlem”
Charles Rangel es el tercer legislador de más trayectoria en la Cámara de Representantes, con 22 términos consecutivos.
Foto: Archivo

Washington — El legislador neoyorquino Charles Rangel, quien llegó triunfante al Congreso en 1971 con apenas 39 años y, pronto, por su carácter y defensa de asuntos de justicia social, se ganó el apodo del “león de Harlem”, enfrentará en las primarias del próximo martes la contienda de su vida para defender su escaño contra el rival más próximo senador estatal Adriano Espaillat.

Los otros dos rivales por el escaño del Distrito 13 son Michael Walrond y Yolanda García.

A sus 84 años recién cumplidos, Rangel tendrá su revancha frente a Espaillat, a quien venció en 2012 con apenas un margen de mil votos, si bien los comicios fueron objeto de agrias disputas.

Su oficina proporcionó una lista parcial de los logros de Rangel, destacando su defensa de una reforma migratoria integral; la continuidad de programas para indigentes; la promoción de un aumento del salario mínimo, y fondos para vivienda a precio asequible en barrios pobres.

También ha impulsado medidas en favor de las comunidades boricua y dominicana en la ciudad de Nueva York, en un distrito con fuertes cambios demográficos.

“Esta revancha entre Rangel y Espaillat está demasiado impredecible. Cerca del 46% de los votantes del distrito son latinos, y aunque dos terceras partes de éstos son dominicanos, una cuarta parte son puertorriqueños que votaron por Rangel hace dos años sobre Espaillat…este es un distrito muy diverso y es difícil predecir al ganador”, dijo a El Diario, Angelo Falcón, presidente del Instituto Nacional de Política Latina (NiLP).

Rangel es el tercer legislador de más trayectoria en la Cámara de Representantes, con 22 términos consecutivos – ó casi 44 años en la oficina- detrás de los demócratas John Dingell y John Conyers.

Esta semana el periódico New York Times dio su respaldo a Espaillat argumentando en su editorial que “es hora del cambio” y que hay que dar paso a la nueva generación.

LEE EL EDITORIAL DE EL DIARIO RESPALDANDO A ESPAILLAT

Pero en la esquina de Rangel están importantes personajes de la maquinaria demócrata, incluyendo los senadores Charles Schumer y Kirsten Gillibrand, además del expresidente Bill Clinton, e influyentes sindicatos.

Sin embargo, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, un antiguo aliado suyo y quien manejó su campaña de reelección en 1994, aún no se ha pronunciado, pese a que goza de popularidad entre los votantes negros y latinos.

La acritud entre Rangel y Espaillat es evidente: Rangel dijo a principios de mes en un debate que, aparte de decir que es dominicano, Espaillat no tiene nada que ofrecer a lo que éste replicó que “crear divisionismo no es aceptable” y que el congresista debía dar disculpas.

Según encuestas recientes, Espaillat aventaja a Rangel entre los hispanos pero, en general, éste aventaja al dominicano por al menos nueve puntos porcentuales.

A Rangel lo persiguen desde 2008 acusaciones por violación de ética e incumplimiento de las leyes tributarias, que han debilitado su otrora impecable imagen como defensor de los pobres, y veterano condecorado en el campo de batalla.

En noviembre de 2010, el Comité de Etica de la Cámara de Representantes lo declaró culpable de once cargos de violaciones a la ética, incluyendo el uso indebido de recursos para recaudar fondos para un centro académico que lleva su nombre. Al mes siguiente, el pleno de la Cámara Baja aprobó una moción de censura contra Rangel.

Rangel llegó al Congreso por primer vez tras los comicios de 1970, ganando con holgura contra otro político de Harlem, Adam Clayton Powell Jr., un líder carismático quien, al igual que él ahora, afrontaba un escándalo por violaciones de ética.

En la revancha del martes, los partidarios de Rangel esperan que los votantes acudan a las urnas con la memoria corta y dispuestos a apoyarlo.

La pregunta de los críticos es si, esta vez, será su último rugido.

  • 757,166 habitantes en 2010, de los cuales el 53.1% son mujeres, y el 11.5% son personas de 65 años o mayores
  • El 78.4% tiene edad para votar
  • El 46% del electorado es latino, el 34% es de raza negra, el 17% es de raza blanca, y el 3% de origen asiático.
  • La población latina es de 413,236, o 54.6% del total.
  • Entre los latinos, dos terceras partes son de origen dominicano; el 24% es puertorriqueño, y el 8% es mexicano.
  • El 79.9% trabaja en el sector privado, el 13.6% en el gobierno, y el 6.4% de forma independiente.
  • Cerca de dos terceras partes de las personas de 16 años o mayores tienen diploma de secundaria.