Niños migrantes: la Casa Blanca quiere contener la crisis

Reporte especial Niños migrantes: Boehner pide tropas para reforzar vigilancia en la frontera sur
Niños migrantes: la Casa Blanca quiere contener la crisis
Alejandro Mayorkas: vamos a aumentar los recursos: agentes, jueces y abogados.

ID_MIGRANTES

Washington.- EEUU anunció este viernes que abrirá más centros de detención para familias, y aumentará los recursos para agilizar las deportaciones y reforzar la seguridad en Centroamérica, al endurecer el combate a la inmigración ilegal en la frontera sur.

Durante una conferencia telefónica con periodistas, funcionarios de alto rango de la Administración Obama enumeraron varias medidas adoptadas tras la crisis desatada por los niños indocumentados no acompañados, pero no hubo respuestas sobre cuántos niños ya han sido procesados, puestos en libertad o deportados.

El “número dos” del Departamento de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, explicó que la agencia federal está aumentado considerablemente sus recursos para desplegar a más agentes de Inmigración, jueces y abogados para atender la creciente demanda de servicios legales.

Si se determina que las personas no califican para asilo, serán deportados”, afirmó Mayorkas. Mayorkas dijo que el DHS piensa recurrir a opciones a la detención de adultos con niños, como el uso de grilletes electrónicos, mientras éstos se encuentran en proceso de deportación.

Según el Alto Comisionado para Refugiados de Naciones Unidas (ACNUR), el 58% de los niños indocumentados que viajan solos tiene un “reclamo viable” para recibir protección como refugiados bajo el derecho internacional.

Según una ley federal de 1998, la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) debe transferir a los niños clandestinos no acompañados a la custodia del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) en un plazo de 72 horas.

Por ahora, las autoridades han habilitado tres bases militares para albergar a los niños y también evalúan otros centros, según dijo Mayorkas. El Congreso aún no ha aprobado un fondo adicional de $1,600 millones que la Casa Blanca solicitó para ayudar al HHS a responder a la crisis.

LEE TAMBIÉN DE LA MISMA SERIE


Niños migrantes: De la violencia al limbo

La migración infantil, un viaje hacia el peligro

EEUU advierte que niños migrantes serán deportados

Lo que EEUU no ven en los niños migrantes

Obama y Peña Nieto conversan sobre crisis de niños migrantes


Boehner pide Guardia Nacional en la frontera

Mientras, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, le envió una carta al presidente Obama en la que pidió un despliegue de tropas de la Guardia Nacional a la frontera para “atender las necesidades de estos niños y para aliviar (la carga de) la Patrulla Fronteriza”.

En la misiva, Boehner también pidió un diálogo con Guatemala, El Salvador y Honduras para asegurar la repatriación expedita de los indocumentados detenidos y un aumento del personal para agilizar el proceso de deportación.

Según una hoja de datos de la Casa Blanca, la ayuda anunciada incluye:

– $9.6 millones para ayudar a El Salvador, Guatemala y Honduras en programas de repatriación de inmigrantes indocumentados.

– $40 millones para mejorar la seguridad ciudadana en Guatemala en un plazo de cinco años.

– $25 millones para un nuevo programa para prevenir la violencia en El Salvador en un plazo de 5 años, para establecer 77 centros juveniles adicionales.

– $18.5 millones para Honduras dentro de la Iniciativa para la Seguridad Regional de Centroamérica (CARSI), para reforzar programas policiales.

– $161.5 millones este año para diversos programas de CARSI en toda Centroamérica.

52 mil niños solos detenidos desde octubre

Según Mayorkas, desde octubre de 2013 y para el pasado 15 de junio, las autoridades en la frontera detuvieron a 52,000 niños indocumentados no acompañados y otros 39,000 adultos con niños.

Mayorkas no pudo precisar cuántas personas han recibido notificación para presentarse ante un tribunal de Inmigración, ni cuántas han ignorado esas órdenes.

Durante una rueda de prensa, el nuevo portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, tampoco pudo ofrecer cifras aunque subrayó que existe un “compromiso claro para responder a esto”.

El frenesí de conferencias con los periodistas responde en parte a las críticas que ha recibido la Admnistración Obama por su hermetismo sobre el manejo de la crisis. El jueves, el propio Obama le dijo por teléfono al presidente de México, Enrique Peña Nieto, que esperaba la oportunidad de colaborar con él para desarrollar “propuestas concretas que ataquen la raíz de la migración ilegal proveniente de América Central”.

El anuncio de coincidió con la reunión sobre esta crisis que sostendrá en Guatemala el vicepresidente Joe Biden con los presidentes de Guatemala, Otto Pérez Molina, y de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, así como un representante del gobierno hondureño, Jorge Hernández Alcerro.

Biden trasladará el mensaje sobre los peligros de los cruces ilegales y que ningún niño recibirá alivios migratorios.

20140617:617009997

?>