Niños hispanos son más propensos a ahogarse en el verano

Autoridades piden más precaución a las familias que acuden a playas, ríos y piscinas
Niños hispanos son más propensos a ahogarse en el verano
La búsqueda frenética terminó a las 6 p.m. cuando los buzos de NYPD encontraron el cuerpo de la niña de dos años, Ruhshona Kurbonova.
Foto: Gerardo Romo

Cinco personas han muerto ahogadas en la ciudad desde que empezó el verano, una alarmante cifra que ha llevado a las autoridades a pedir más precaución a las familias que acuden a playas, ríos y piscinas.

El presidente del condado de Brooklyn Eric Adams urgió ayer a los neoyorquinos a extremar las medidas de seguridad cerca del agua luego de que este sábado una familia perdiera de manera trágica a su hija de tan solo dos años, ahogada en el lago del Prospect Park.

“Me duele el corazón de pensar en el dolor de esta familia”, dijo Adams. “Cuando una tragedia así sucede todo está sobre la mesa, todas las medidas de prevención deben ser observadas para el futuro”.

Representantes de la organización Swim Strong Foundation se unieron a la causa y promovieron clases de natación a precios asequibles, que ofrecen en Brooklyn, Queens y Manhattan.

El padre de Ruhshona Kurbonova, la niña ahogada el fin de semana, estuvo en la rueda de prensa en Grand Army Plaza y dijo a través de un traductor que su familia estaba devastada. “No puedo imaginar nada peor, ojalá no le suceda a nadie más”, dijo Dilshod Isakov.

La familia se encontraba reunida en el parque cuando la niña y su primo de 3 años desaparecieron alrededor de la 1 p.m. Poco después encontraron al niño cerca del agua y cubierto de algas.

Cuando le preguntaron por Ruhshona él apuntó hacia el lago. La búsqueda frenética terminó a las 6 p.m. cuando los buzos de NYPD encontraron el cuerpo.

La niña era la menor de los cuatro hijos de la familia, quienes se mudaron a Brooklyn hace tres años. La muerte de la pequeña, cuyo cuerpo será trasladado a Uzbekistán para recibir un funeral según la tradición musulmana, se suma a la de al menos cuatro ahogamientos más en las últimas tres semanas.

El 19 de junio un hombre de 29 años se ahogó en el mar tras saltar desde un muelle en Coney Island. Una semana después, un hombre de 21 años fue arrastrado por la corriente del East River tras saltar una verja del puente de Williamsburg.

El día 20 dos niños de 13 años, Erickson Villa y su primo Wellington Gavin, murieron en el Bronx River, en un accidente que provocó llamados a vallar esa costa. Gavin cayó al agua y su primo intentó rescatarlo pero los dos fueron arrastrados por la corriente. Según sus familiares ninguno de los dos sabía nadar. Villa fue declarado muerto en la escena, mientras Gavin falleció tres días después en el hospital.

Según cifras oficiales, el ahogamiento es la primera causa de muerte en niños menores de 5 años y la segunda en menores de 14 años en el país.

Los niños hispanos serían los más vulnerables, pues el 60% de los niños hispanos en Estados Unidos no saben nadar, en comparación con el 40% de infantes caucásicos.

Cada año se ahogan en piscinas y spas del país alrededor de 390 niños y menores de 15 años.

Miles de menores sufren lesiones relacionadas con piscinas y muchos de ellos quedan discapacitados de por vida.