No te tomes otro más

Campaña busca prevenir el consumo excesivo de alcohol
No te tomes otro más
Los avisos advierten que "sólo una copa más puede hacer daño".
Foto: suministrada.

Ahora que estamos en pleno verano, ¿a quién no le provoca tomarse una cerveza bien fría o una copa de vino rosado para aplacar un poco el calor?

El problema es que muchos se sobrepasan con la bebida y, con sus borracheras, no sólo se hacen daño a ellos mismos, sino que perjudican a otros.

Por esta razón, el Departamento de Salud de la Ciudad de Nueva York lanzó esta semana una nueva campaña publicitaria para advertir a los neoyorquinos sobre los daños que su consumo excesivo de alcohol puede causar a sí mismos y a las personas que les rodean.

El consumo excesivo de alcohol (binge drinking) se define como cuatro o más bebidas en una sola ocasión para las mujeres, y cinco o más para los hombres. Beber en exceso aumenta el riesgo de sufrir lesiones y problemas de salud como depresión, insomnio, hepatitis, cirrosis hepática y la hipertensión.

Los avisos advierten que “sólo una copa más puede hacer daño”, y le exhortan a los neoyorquinos a pensarlo antes de pedir “la última copa”. Los mismos se publicarán en los vagones del Subway y en los baños de 97 bares en todo largo de la ciudad entre agosto y septiembre.

Según un reporte del Departamento de Salud, uno de cada cinco neoyorquinos adultos reportaron haber experimentado daños por la borrachera de otra persona en los últimos seis meses.

De acuerdo con la “Encuesta de Alcohol NYC 2012”, el 22% de los neoyorquinos reportó haber estado directamente afectado por la bebida de otra persona al menos una vez en los últimos seis meses.

Entre las quejas de los afectados por otros bebedores destacan peleas, asaltos y proposiciones sexuales no deseadas por parte de alguien que conocían, como un miembro de la familia o un amigo