Porsche Panamera 2014: prueba de manejo

Un deportivo por excelencia que también ofrece lujo y seguridad.
Porsche Panamera 2014: prueba de manejo
En el interior del Porsche Panamera se respira puro lujo.
Foto: Suministrada

El nombre del Panamera se deriva, al igual que la línea Porsche Carrera, de la “Carrera Panamericana”.

El Panamera se considera generalmente el fruto largamente esperado del concepto del Porsche 989 desde finales de 1980.

Al igual que el SUV Porsche Cayenne, que se ha convertido en el vehículo más vendido de la marca, el Panamera molestó a muchos puristas de Porsche, ya que fue visto como un intento de ampliar el atractivo del Porsche más allá de las líneas deportivas de sus seguidores.

El modelo de producción de Porsche Panamera fue presentado en el Auto Show de Shanghai, China, en abril de 2009. En 2011, se lanzaron las versiones híbridas y diesel.

Los motores son montados en Stuttgart y el cuerpo del auto está construido y pintado en las instalaciones del Grupo Volkswagen en Hannover. El montaje final del vehículo se lleva a cabo en Leipzig, Alemania, junto con el Cayenne.

El Porsche Panamera es un sedán de cuatro pasajeros al estilo hatchback. Hay no menos de nueve niveles de equipamiento: base, Panamera 4, S, 4S, S E-Hybrid, GTS, Turbo, y la distancia entre ejes extendida 4S y Turbo Ejecutivo Ejecutivo. El S E-Hybrid fue el que probé.

El Panamera base incluye ruedas de 18 pulgadas, faros bi-xenón con auto-nivelación, sensores delanteros y traseros de estacionamiento, techo solar, compuerta trasera eléctrica, doble-control de la zona de clima automático, asientos delanteros eléctricos de ocho posiciones, una guantera refrigerada, tapicería de cuero parcial y un respaldo trasero 60/40-split.

También es estándar una pantalla de información para el conductor de 4.8 pulgadas, un sistema de navegación con una pantalla montada en el centro de 7 pulgadas, Bluetooth y un sistema de sonido con 11 altavoces con una interfaz USB y iPod. El Panamera 4 sólo difiere en que tiene tracción total.

El plug-in Panamera S Hybrid E añade una suspensión neumática adaptada, medidores híbridos específicos, la interfaz de “Porsche Car Conectar” con diversas funciones a través de aplicación de teléfono inteligente.

Hay una lista larga y costosa de las opciones que se ofrece a los compradores con opciones de personalización prácticamente infinitas, como Porsche Dynamic Chassis Control, con barras estabilizadoras de adaptación y un diferencial trasero de deslizamiento limitado, un volante con calefacción, un sistema de entretenimiento para el asiento trasero, cámaras surround-view, control de voz, sistema Burmester de audio con sonido envolvente y un compartimento trasero refrigerado que incluye dos vasos grabados con el anagrama Porsche.

El Porsche Panamera base y el all-wheel-drive Panamera 4 son impulsados por un motor V6 de 3.6 litros que produce 310 caballos de fuerza y 295 libras-pie de torque.

Como cada Panamera no híbrido, disponen de una transmisión manual automatizada conocida como PDK, con doble embrague y siete velocidades.

El Panamera S E-Hybrid trae un motor sobrealimentado V6 de 3.0 litros de Audi, que está emparejado con un motor eléctrico de 95 caballos de fuerza para una potencia máxima combinada de 416 caballos de fuerza y 435 libras-pie.

Con una batería de iones de litio mucho más grande este año, el S E-Hybrid puede viajar a un estimado de 20 millas en energía eléctrica pura a velocidades de hasta 84 kilómetros por hora, y una recarga completa puede ser alcanzado en 2.5 horas con corriente de 240 voltios.

La única transmisión disponible es una de ocho velocidades de transmisión automática convencional con control de cambio manual.

Por dentro uno respira puro lujo. Los cuatro asientos son similares en apariencia y comodidad, con reposacabezas integrados y con un excelente soporte. Los asientos traseros ofrecen suficiente espacio para dos adultos altos.

La consola del asiento del conductor es cómoda y se suma al ambiente deportivo.

Si te sientas atrás, toma en cuenta que todavía te sentirás como si estuvieras sentado en la parte trasera de un auto deportivo muy grande, en lugar de un sedán grande de lujo tradicional, por lo que es difícil para los pasajeros de atrás ver la parte frontal.

Los límites del maletero de estilo hatchback le permite al Panamera soportar 15.7 pies cúbicos detrás de los asientos traseros y 44.6 cubos con los asientos traseros plegados planos.

No importa el modelo, la apertura de la escotilla es un poco estrecha y con una elevada carga no es muy receptiva a los objetos voluminosos.

Algunos conductores podrían encontrar demasiados controles a barajar a través de múltiples niveles de menús en pantalla, y muchas veces se hace complicado distinguir los menús.

Viene de serie con frenos antibloqueo, control de estabilidad, airbags laterales delanteros y traseros, airbags laterales de cortina, airbags de rodilla delanteros, frenos cerámicos y una cámara de visión trasera.

El Porsche Panamera es uno de los más atractivos sedanes de lujo de cuatro puertas que he conducido. No es tan duro de conducir como los BMW, ni tan lento en aceleración como los Mercedes Benz.

En las curvas a altas velocidades me sentí tan seguro como en un Turbo 911, ni qué decir en la autopista. Claro, en caminos accidentados es otra cosa, ya deja de ser el rey de la carretera.

El Panamera Hybrid permanece suave y prácticamente silencioso cuando el funcionamiento está en modo eléctrico, pero al segundo y siempre que lo requieras, es capaz de una fuerte aceleración que hace recordar a otros Porsches.

En este rango de precios están el Audi A8 y S8, BMW Serie 7, Jaguar XJ y Mercedes-Benz Clase S también. Aunque si lo vemos bien y lo comparamos con la competencia, el Porsche Panamera es un auto muy especial. Digamos, distinto.

El nuevo Panamera S Hybrid E es muy funcional con unas 20 millas de autonomía eléctrica pura.

En gustos no hay nada escrito, y dentro de los sedanes deportivos y dentro de esos precios el Panamera está para pelearle a cualquiera.

No es sólo uno de los automóviles de rendimiento más capaces del mundo, es también uno de los sedanes ejecutivos más refinados y lujosos en el mercado.

Precio: Desde $71,265

Consumo: 18 mpg en la ciudad/ 28 mpg en la carretera