Proponen despenalizar posesión de marihuana

Afroamericanos y latinos sufren el mayor número de arrestos por esta sustancia
Proponen despenalizar posesión de marihuana
Manifestantes protestaron ayer frente a la alcaldía por las detenciones abusivas de las minorías.
Foto: Gerardo romo

Tras décadas de encarcelamientos masivos y acusaciones de racismo y discriminación, las autoridades neoyorquinas parecen cada vez más dispuestas a poner fin a sus draconianas leyes anti-drogas.

Como parte de una serie de iniciativas que buscan despenalizar la posesión de marihuana para uso personal y unificar la legislación estatal en esta materia, oficiales electos y grupos comunitarios presentaron ayer en las escalinatas de City Hall el proyecto de ley Fairness and Equity Act (Ley de Justicia y Equidad).

“Si uno es blanco, la posesión de marihuana no es un crimen, pero si uno es latino o negro, sí. Esto es simplemente inaceptable”, dijo el senador estatal Daniel Squadron (D-Brooklyn), uno de los auspiciantes del proyecto.

Su colega en la presentación, el asambleísta Karim Camara, aseguró que a pesar de la drástica disminución de la política de stop and frisk (detención y cacheo) desde la asunción del alcalde Bill de Blasio, el Departamento de Policía de Nueva York sigue reprimiendo en exceso a hispanos y afroamericanos. “El mejor ejemplo de esto es quiénes son los detenidos por posesión de marihuana”, señaló.

En 2013 se registraron 30,000 arrestos por dicho concepto en la ciudad de Nueva York. El 86% de los detenidos fueron latinos y negros, en su mayoría hombres jóvenes. Según distintos estudios, hay un alto índice de hombres blancos que consumen marihuana, pero son muy pocos los que van presos por eso. Los proponentes de la ley aseguraron que es necesaria la creación de una sola legislación en torno a la marihuana en el estado, para acabar así con la disparidad racial en los arrestos.

Esta no es la única iniciativa en este terreno. El alcalde Bill de Blasio y el comisionado de policía Bill Bratton pidieron “discreción” a los oficiales cuando realicen arrestos por marihuana, y el estamento judicial ha empezado también a tomar medidas.

El fiscal de Brooklyn, Keneth Thompson, anunció este martes que ya no procesará a aquellos que sean encontrados culpables de posesión de marihuana por primera vez.

Por su parte, el fiscal de El Bronx, Robert Johnson, dijo que la posesión de marihuana en su distrito es un delito menor y que no conlleva arrestos a menos de que esté acompañado de otro delito, o si el implicado tiene una orden de captura vigente.

“Existen nueve veces más posibilidades de que un latino o un afroamericano sea arrestado por posesión de marihuana”, dijo Camara, quien agradeció al fiscal Thompson la decisión de no procesar a quienes sean encontrados con la hierba.

Los antecedentes de la actual legislación provienen de las Leyes Rockefeller, firmadas en mayo de 1973 en el marco de la “guerra contra la droga”, que incluían penas de entre 15 y 25 años en prisión por poseer dos o más onzas de sustancias ilegales como cocaína, heroína y cannabis. A esta legislación se le acusó de racista por penalizar especialmente a afroamericanos y latinos utilizándose en muchos