No todos los mojitos son iguales

Aunque la receta es bastante sencilla, son muchos quienes fracasan en lograr el sabor real del popular cóctel caribeño

No todos los mojitos son iguales
Foto: Fotos:Mariela Lombard/ED.

El mojito se ha vuelto tan popular que restaurantes chinos, hindúes o hasta japoneses ya lo han hecho parte de sus menús.

Lo malo del asunto, es que por más que sea una receta sencilla, no todos logran recrear el verdadero sabor del cóctel cubano.

“Para hacer un buen mojito, en mi opinión, el secreto es tomarse el tiempo necesario macerando la menta y el limón “, explica Eduardo Tavares, bartender del restaurante Cuba, ubicado en Manhattan, que está celebrando 10 años vendiendo el famoso trago.

Para el experimentado coctelero, el error que comete mucha gente es macerar ambos ingredientes muy rápido. “Los majan dos veces y creen que es suficiente. Hay que tomarse el tiempo para hacerlo”, dice. El mojito debe verse “verdecito”, con la menta disuelta, pero en trozos grandes.

La idea es que la yerbabuena o menta suelte sus jugos, así como el limón, que no debe estar muy verde, porque puede hacer que el trago quede amargo. Luego, hay que poner las medidas justas de hielo, azúcar y ron. (Ver receta)

Dependiendo del tamaño, para un mojito debe usarse un limón regular, partido en cuatro pedazos. De menta, unas seis o siete hojas, no muy grandes

Para la receta tradicional, debe utilizarse el ron blanco. “Algunas personas usan 4 onzas de ron, yo prefieron hacerlo con 3, y luego finalizarlo con un splash de club soda o sprite”, explica Tavares, quien en un día puede llegar a vender unos 150 mojitos o más.

“Es un trago muy pedido. Cuando la gente lo prueba les da ese feeling tropical, ese feeling de vacaciones”, dice www.cubanyc.com

<img src="/wp-content/uploads/2014/07/IMPORT01_307169997_EP_-1_2.jpg" caption="

Una cucharada de azúcar morena o blanca, es cuestión de gustos.

“/>

<img src="/wp-content/uploads/2014/07/IMPORT01_307169997_EP_-1_3.jpg" caption="

El secreto, según el bartender Eduardo Tavares, es tomarse el tiempo para macerar bien la menta, el limón y el azúcar.

“/>

<img src="/wp-content/uploads/2014/07/IMPORT01_307169997_EP_-1_5.jpg" caption="

Luego se agrega el hielo, unos ocho cubos, y unas 3 o 4 onzas de ron blanco. Se mezcla todo bien, en un shaker o mezcladora, y se sirve adornado con un trozo de caña de azúcar.

“/>