Aplauden en RD decisión del Vaticano sobre cura acusado de abuso

Josef Wesolowski es acusado de violar al menos a seis niños
Aplauden en RD decisión del Vaticano sobre cura acusado de abuso
Josef Wesolowski fue nuncio de Dominicana entre 2008 y 2013.
Foto: Getty Images

Santo Domingo – -El procurador general Francisco Domínguez Brito calificó de “muy justa y positiva” la decisión del Vaticano de despojar de inmunidad diplomática al sacerdote polaco Josef Wesolowski, acusado en de violar sexualmente al menos a seis niños durante el tiempo que se desempeñó como nuncio en República Dominicana.

Domínguez Brito se refirió a la solicitud de extradición del ex diplomático religioso como “una opción” luego de la agencia AP difundiera un despacho de prensa fechado en Roma, en el que da cuenta de que el vocero del Vaticano, Federico Lombardi, recuerda que Wesolowski ya no trabaja para la Santa Sede y, por lo tanto carece de inmunidad diplomática.

Lombardi recordó que, al carecer de inmunidad diplomática, el sacerdote polaco “puede ser sometido a procesos judiciales de tribunales que puedan tener jurisdicción sobre él”. Al referirse al tema, el procurador Domínguez Brito recordó que “primero, tenemos que ver en detalles la decisión del Vaticano” antes de proceder a iniciar un proceso de solicitud de extradición.

“Siempre he dicho que en casos como éste, siempre barajamos todas las opciones, claro que si ya ese señor no tiene inmunidad, eso podría facilitarnos las cosas para pensar en el tema de la extradición, para que venga aquí a enfrentar la Justicia y no haya impunidad”, dijo Domínguez Brito.

Sin embargo, insistió en que entre República Dominicana y Roma “no hay tratado de extradición”, aunque sí existen fórmulas jurídicas para hacer que el extranjero responda por los delitos que se le imputan.

República Dominicana tiene un proceso penal abierto además contra el sacerdote polaco Wojciech Gil (conocido como “El padre Alberto Gil”), acusado de abusar sexualmente de varios menores del pueblo montañoso Juncalito, ubicado en el municipio Jánico, provincia Santiago (Noroeste).

Wesolowski se desempeñó como nuncio en República Dominicana entre enero de 2008 y agosto de 2013. Las autoridades dominicanas instrumentaron un caso en su contra luego de que el diácono católico y ex seminarista Francisco Javier Occis Reyes confesara que reclutaba niños en las calles de Santo Domingo para que hicieran favores sexuales al religioso a cambio de dinero.

Occis Reyes estaba asignado a una parroquia católica de El Seibo (Este). Su apresamiento se produjo el 26 de junio de 2013, por una patrulla que acudió en auxilio de un adolescente de 15 años de edad que se ejercitaba por el litoral de Santo Domingo y denunció que el diácono lo acarició sin su consentimiento.

De acuerdo al religioso, cerca del lugar donde lo detuvieron se encontraba Wesolowski estacionado en un jeep, esperando que conquistara al joven y se lo llevara para prestarle favoreces sexuales. Occis Reyes declaró, desde una celda de la cárcel de San Pedro (Este), que conoció a Wesolowski mientras estudiaba teología en Santo Domingo. Además, que ambos se convirtieron en amantes durante unos siete u ocho meses y que, incluso, llegaron a practicar sexo en la sede de la Nunciatura Apostólica.

“Más que los niños era una persona enferma sexual. Más que los niños, yo digo que (buscaba) cualquier cosa que satisfaciera su apetito sexual. Él me decía que tenía un tipo de gusto específico de 14 a 16 años y si eran “blanquito” mucho mejor”, declaró el diácono.