Holder: Amenazas de ‘terrorismo doméstico’ en EEUU

Se reactiva comité especial de investigación de grupos extremistas dentro del país
Holder: Amenazas de ‘terrorismo doméstico’ en EEUU
A Holder le preocupan en particular los grupos extremistas islámicos.
Foto: EFE

Washington, D.C.— Aunque Estados Unidos ha reducido “significativamente” la amenaza de Al Qaida, ante la posible presencia de grupos extremistas dentro del país, se ha reactivado un comité especial para investigar posibles casos de terrorismo doméstico.

Se trata del Comité Ejecutivo sobre Terrorismo Doméstico (DTEC), creado tras el atentado en Oklahoma City en 1995, bajo la dirección de su antecesora, Janet Reno.

“Debemos preocuparnos con el continuo peligro que afrontamos de individuos dentro de nuestras fronteras que encuentren motivación en una variedad de causas, desde un sentimiento anti-gobierno al prejuicio racial”, afirmó este martes a La Opinión, el fiscal general, Eric Holder.

Este comité cesó sus operaciones tras los atentados de 2001, cuando EEUU dirigió sus esfuerzos contra terroristas en el exterior, ahora estará compuesto por funcionarios del Departamento de Justicia, fiscales, miembros de la División de Seguridad Nacional y la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

En particular preocupan a Holder los grupos extremistas islámicos, incluyendo en el Yemen y Somalia, que se guían por una “ideología violenta” y que representan una amenaza dentro y fuera de sus fronteras de EEUU.

En el atentado de Oklahoma contra el edificio federal Alfred Murrah, a manos del estadounidense Timothy McVeigh, dejó 168 muertos –incluyendo 19 niños- y más de 500 heridos.

Ahora, bajo órdenes de Holder, el comité vigilará las actividades de “ciudadanos soberanos” y presuntos terroristas domésticos, que operan motivados por su rechazo absoluto del gobierno y las leyes.

“Conozco cerca de 30 casos, la mayoría por evasión de impuestos, en que individuos se han declarado ‘ciudadanos soberanos’, que no reconocen la autoridad del gobierno federal ni los juicios en su contra. El terrorismo no solo proviene de yijadistas sino que puede venir de grupos que no respetan las leyes en EEUU”, dijo a La Opinión Glenn Sulmasy, autor y analista de asuntos de seguridad en el Centro para Política Nacional en Washington.

Sulmasy no descarta que al comité le precoupe que personas de Occidente estén apoyando al grupo extremista islámico ISIS y que yijadistas posiblemente “se hayan infiltrado en EEUU, el Reino Unido, Francia y otros países”.

Según el Departamento de Justicia, son estadounidenses que operan dentro del país y promuevenideologías extremistas”.

Sin dar nombres, el FBI incluye en ese grupo a “extremistas” que defienden los derechos de los animales, “eco-terroristas”, y anarquistas, y cometen crímenes motivados por sus ideas.

La lista incluye a “ciudadanos soberanos”, milicias ilegales, separatistas afroamericanos, supremacistas blancos, y “extremistas” contra el aborto.

En EEUU, cualquier grupo o movimiento tiene el derecho constitucional de expresar libremente sus ideas –ahora el KKK pide la expulsión de indocumentados, por ejemplo- pero la comisión de delitos los puede conducir a la cárcel.

Los llamados “ciudadanos soberanos” fueron la principal preocupación de policías locales, estatales y tribales, reemplazando incluso a los extremistas islámicos o yijadistas siete años antes.

· Conforman un movimiento que rechaza la autoridad del gobierno y de las agencias policiales.

· No aceptan los fallos de las cortes, el pago de impuestos, los reglamentos de los Departamentos de Vehículos, o documentos oficiales de identidad.

· No tienen un liderazgo definido pero tienen grupos informales que creen en teorías de conspiración y que el gobierno quiere privarlos de sus derechos.

· Algunos han renunciado a su ciudadanía o, en algunos casos, han creado documentos ficticios y divisas falsas.