Poder latino sin cambios tras elecciones primarias en NY

La influencia política hispana en la legislatura estatal seguirá exactamente igual

Poder latino sin cambios tras elecciones primarias en NY
El senador estatal Adriano Espaillat sudó algo más de lo que se esperaba en su contienda por el distrito 31 (Alto Manhattan).
Foto: Humberto Arellano / El Diario

Nueva York – El balance que dejan las elecciones primarias estatales que se celebraron el martes es que el número de hispanos en la Asamblea y el Senado Estatal seguirá exactamente igual que tras los comicios del 2012, aún cuando restan las generales de noviembre.

Los políticos latinos que buscaban revalidar sus puestos antes rivales no hispanos lo lograron, pero a su vez no se consiguió ningún asiento adicional.

El senador estatal Adriano Espaillat sudó algo más de lo que se esperaba en su contienda por el distrito 31 (Alto Manhattan) contra el exconcejal afroamericano Robert Jackson, pero finalmente logró la victoria por un margen del 8% de los votos (50 – 42). Espaillat se había quejado por el desconcierto que podía causar en los votantes los cambios que efectuó la Junta de Elecciones en varios centros de votación a sólo unos días de los comicios.


Lee también:

Gobernador Cuomo gana la nominación demócrata para su reelección


En la misma zona, el asiento que dejó libre Gabriela Rosa (distrito 72) tras ser imputada por matrimonio fraudulento para regularizar su situación migratoria, entre otros cargos, será ocupado por Guillermo Linares, con el respaldo del 44% de los votantes.

Linares, el primer dominicano electo para un cargo en la ciudad de Nueva York, ya estuvo en ese mismo puesto anteriormente, pero lo dejó para retar a Espaillat sin éxito en las primarias anteriores. Esta vez se “vengó” derrotando por un amplio margen al líder de distrito Manny De Los Santos, que contaba con el aval del senador estatal y que quedó en segundo lugar.

En el sur de El Bronx, dos hispanos, George Álvarez y Raúl Rodríguez, luchaban por ganar una posición latina adicional en la Asamblea tras la vacante que dejó el afroamericano Eric Stevenson (distrito 79), condenado por recibir sobornos, pero quedaron en tercer y cuarto lugar, respectivamente. Ganó el favorito, Michael Blake, que trabajó en la Casa Blanca y había recaudado para la campaña más del doble que cualquiera de sus rivales.

También en El Bronx, el asambleísta Marcos Crespo no tuvo problemas para revalidar su puesto ante William Moore con más del 75% de los votos.

Y el puesto por el distrito 54 de Brooklyn en la Asamblea, que quedó vacante después de que Rafael Espinal se postulase para el Concejo, seguirá también bajo dominio latino. El exconcejal Erik Dilan consiguió la victoria por una diferencia del 20% (60 – 40) frente a Kimberly Council.

Así pues, teniendo en cuenta que las elecciones estatales generales de noviembre no marcaran ninguna diferencia respecto al poder latino, los hispanos mantendrán sus 11 representantes (sobre 150) en la Asamblea y sus seis (sobre 63) en el Senado Estatal.