De chaleco largo

La pieza de moda para esos días de transición climática
De chaleco  largo
Este combina la falsa piel con la lana, para días más fríos.

Los entendidos en moda hablan de “media estación” a la que estamos viviendo ahora: el traspaso de una estación cálida a una más fría.

Y es que ya comenzaron esos fastidiosos días cuando tenemos que salir abrigadas en la mañana, luego matarnos de calor en la tarde para luego volver a pasar frío en la noche.

¿Qué se hace en estos casos? Ten a mano un abrigo que, en el fondo, es un chaleco.

La Academia de la Lengua define chaleco como una “prenda de vestir sin mangas, que cubre el tronco hasta la cintura y se suele poner encima de la camisa o blusa”. Básicamente, es lo que los hombres elegantes usan debajo de la chaqueta de su traje cuando andan vestidos formales.

¿Pero qué tiene que ver esto con nosotras? Como sabrás, hace ya varias temporadas que los diseñadores se han empecinado en crear prendas femeninas que en realidad son más bien boyish -o tomboy, como le pusieron los especialistas de la moda-.

Por eso, no es de extrañar que ahora veamos en las vitrinas de “media estación” unos chalecos largos que parecen abrigos, pero no lo son. Su finalidad es abrigarnos pero no tanto como lo haría un coat de lana o más grueso.

Dependiendo de la temperatura, lo podemos usar con una blusa sin mangas —LA girls, take note— o con un sweater delgadito para los días más fríos.

La versatilidad de este chaleco estilo abrigo es lo que más llama la atención pues combina perfectamente con todo. Incluso, si estás totalmente de negro, hasta te entrega un look medio gótico.

Depende de cómo lo combines, puedes acomodarlo con un outfit mucho más casual y relajado (no olvides tus sneakers) o verte muy elegante y sofisticada si tienes que ir a un evento más formal con un vestido ajustado y unos lindos tacones

http://www.chicafresh.com