Yihadistas ejecutan en público a seis soldados iraquíes

Además también mataron nueve civiles acusados de "conspiración" Mosul
Yihadistas ejecutan en público a seis soldados iraquíes
EEUU y sus aliados continúan atacando puntos estratégicos de los yihadistas en Irak y Siria.

Los extremistas del Estado Islámico (ISIS) ejecutaron a 15 personas en Irak, seis eran militares iraquíes y los restantes eran civiles, informaron este domingo medios de comunicación.

La ejecución de los soldados iraquíes se realizó en público este domingo en la provincia de Al Anbar, oeste de Irak, donde prosiguen su avance pese a los ataques aéreos de la coalición internacional, encabezada por Estados Unidos.

Los soldados -uno de uniforme y los otros cinco vestidos de civiles- fueron alineados contra una pared en la ciudad de Hit, en Al Anbar, antes de recibir un tiro en la cabeza, según testigos, citados por la cadena árabe Al Arabiya.

Además, los extremistas del Estado Islámico atacaron una comisaría de la policía en Hit, ubicada a unos 140 kilómetros al oeste de Bagdad.

El jueves pasado, el ISIS logró apoderarse de la mayor parte de la ciudad de Hit.

Los yihadistas se apoderaron también de un batallón de tanques, el cuartel del Regimiento de Infantería, el cuartel general de los guardias fronterizos de la Cuarta Región, el Departamento de Policía y cinco comisarías.

Pese a ello, las fuerzas iraquíes todavía controlan la mayor parte de Hit, así como las rutas que conducen hacia Siria al noroeste y hacia Tikrit al este.

La ejecución de los seis soldados tuvo lugar un día después de que más de 30 yihadistas murieron durante bombardeos de la coalición internacional en áreas adyacentes a la ciudad de Sinyar, 120 kilómetros al oeste de Mosul (norte).

Los ataques aéreos se produjeron en la zona de Kabar, 10 kilómetros al oeste de Sinyar, donde provocaron también importantes daños materiales en las bases del Estado Islámico, destrozando armas de mediano calibre y municiones.

Los yihadistas asesinaron este domingo a tiros a nueve civiles acusados de conspirar contra la organización extremista en la provincia septentrional iraquí de Nínive, informaron a Efe autoridades locales.

El responsable gubernamental de la región de Al Beash, a unos 110 kilómetros al oeste de Mosul, capital de Nínive, Abas Al Mitiuti, dijo que los yihadistas asesinaron a las víctimas en la estación de autobuses de Al Beash en presencia de varios habitantes.

Según la fuente, los nueve asesinados fueron trasladados hasta el lugar en varios vehículos y posteriormente se les cubrieron los ojos y fueron maniatados antes de ser ejecutados extrajudicialmente.

Los verdugos dijeron a los congregados que los seis ciudadanos fueron “ejecutados por ser infieles y conspirar contra el Estado del Califato Islámico, y colaborar con el Gobierno iraquí, (la minoría étnica) yazidí y las traidoras fuerzas kurdas peshmerga”.

Además, advirtieron de que “esa es la suerte que le espera a todo el que conspira contra el Estado Islámico“.

Tras disparar a las víctimas, los extremistas pidieron a la gente que retirara los cadáveres del lugar para que sirviera de lección.

Milicianos kurdos y yazidíes luchan para expulsar a los yihadistas de las aldeas que controlaron en junio pasado en Nínive.

La minoría kurda yazidí, que no practica un credo musulmán ni cristiano, es considerada impía por los yihadistas y vive en aldeas del noreste de la provincia de Nínive,

El ISIS conquistó Mosul el pasado 10 de junio y poco después declaró un “califato” en las zonas bajo su control, en el norte de Siria e Irak, donde han impuesto una interpretación radical del islam.