Bianchi padece una de las lesiones encefálicas más graves, según la familia

La lesión de Bianchi puede tener múltiples consecuencias, según neurólogos
Bianchi padece una de las lesiones encefálicas más graves, según la familia
Comisarios y médicos del circuito de Suzuka atienden a Jules Bianchi después de su accidente.
Foto: EFE

Los familiares de Jules Bianchi, que el domingo sufrió un grave accidente durante el Gran Premio de Japón de Fórmula Uno, han hecho público un comunicado a través del equipo Marussia en el que informan de que el piloto francés padece una lesión axonal difusa.

La lesión axonal difusa (LAD) es uno de los tipos de lesiones encefálicas más graves, ya que el daño se reparte sobre una zona amplia en lugar de en un punto concreto del cerebro. Según neurólogos consultados por EFE, el Daño Axonal Difuso puede tener “múltiples secuelas“, algunas de ellas “importantes”.
En opinión del doctor Francisco Gilo, secretario del Grupo de Neurología Crítica de la Sociedad Española de Neurología, “es un milagro” que Bianchi permanezca con vida después de su aparatoso accidente.

La LAD es un componente frecuente en el traumatismo craneoencefálico. El término es usado para definir el daño estructural, grave y difuso de la materia blanca cerebral, que resulta de la energía mecánica ejercida sobre la cabeza.

Éste es un momento muy complicado para nuestra familia, pero los mensajes de apoyo y afecto dedicados a Jules desde todos los rincones del mundo nos reconfortan. Queremos transmitir nuestro más sincero agradecimiento“, afirman los familiares del piloto del equipo Marussia.

Jules sigue en la Unidad de Cuidados Intensivos del Centro Médico General de (la prefectura de) Mie, en Yokkaichi. Ha sufrido una lesión axonal difusa y está en un estado crítico, pero estable. Los profesionales médicos del hospital están proporcionando el mejor tratamiento y cuidado y estamos agradecidos por todo lo que han hecho por Jules desde su accidente”.

La familia de Bianchi agrega que “en el hospital seguirán monitorizando y tratando a Jules” y que “cuando se considere apropiado se facilitará más información”.

A causa del mal estado de la pista, con mucha agua acumulada en el asfalto por la intensa lluvia que acompañó la disputa de toda la carrera, Bianchi, de 25 años, perdió el control de su Marussia-Ferrari, que acabó impactando violentamente contra una grúa que, a su vez, estaba retirando el Sauber del alemán Adrian Sutil.