Regresa la calma y los manifestantes a la calle

Regresa la calma y  los manifestantes a la calle
Los estudiantes regresaron a las calles y se manifestaron de nuevo pidiendo al gobierno que se reúna con ellos.
Foto: EFE

Hong Kong

Un mayor número de personas salió ayer a las calles de Hong Kon, tomadas por el movimiento pro democrático, tras la multitudinaria manifestación del viernes, en la que miles de personas volvieron a pedir mayores libertades democráticas para la excolonia britanica.

El área de Admiralty, donde se concentra el grueso de las protestas, amaneció con cerca de un millar de personas en las calles, una cifra muy superior a la de días previos.

Ayer, numerosos manifestantes —más de 10,000, según los organizadores— acudieron a la llamada de las asociaciones estudiantiles para protestar por la inesperada cancelación del diálogo entre el Gobierno local y en demanda de la implantación del sufragio universal sin restricciones para Hong Kong.

Durante la jornada centenares de personas se fueron sumando a los asentamientos de Occupy Central en el área financiera de Admiralty.

En el densamente poblado barrio de Mong Kok, el número de congregados fue decayendo a lo largo del día.

Los acampados en Causeway Bay, un área puramente comercial de la ciudad, son menos que en días anteriores, pues apenas superan el medio centenar.

El día transcurrió con normalidad en las áreas tomadas, a la espera de que los organizadores den a conocer sus siguiente pasos, tras anunciar el comienzo de una “nueva ola” de protestas dentro su campaña de desobediencia civil, lo que parece indicar un plan de mantenerse en las calles a largo plazo.

Los estudintes criticaron duramente la decisión del Gobierno de cancelar la ronda de diálogo prevista con las organizaciones de protesta, en la que se esperaba tratar la reforma de la ley electoral de Hong Kong

Mientras el poder de convocatoria de las organizaciones estudiantiles quedó patente en la manifestación