Ford aumentó 850 empleados para satisfacer la demanda de la nueva F-150

La versión ligera de aluminio de la pick up tiene ya un buen número de pedidos por anticipado

Luego de las negociaciones del contrato de trabajo del próximo año, Ford añadió 850 trabajadores en su planta de producción cerca de Detroit, para ayudar a fabricar la nueva pick up F-150 de aluminio.

“Estos nuevos puestos de trabajo ayudarán a satisfacer la demanda del cliente por anticipado”, aseguró Joe Hinrichs, presidente de Ford de las Américas, en un anuncio en la planta también conocido como el Rouge, donde Henry Ford construyó un complejo industrial en expansión hace casi un siglo.

“En combinación de puestos asalariados y por hora, Ford ha contratado a más de 23,000 empleados desde 2011″, informó.

El mes pasado, Ford dijo que contratará a 1,200 trabajadores en una planta cerca de Kansas, que siguió a los anuncios de nuevos puestos de trabajo en sus fábricas en Louisville, Cleveland y Chicago.

Ford, impulsada por las ganancias récord en América del Norte, había dicho en mayo que era probable la contratación de más de los 12,000 trabajadores, como prometió en su contrato de 2011 con la UAW.

La compañía emplea 84,000 trabajadores automotrices en América del Norte a finales del año pasado, frente a 75,000 a finales de 2011, cuando alcanzó el último acuerdo de cuatro años con la UAW.

La F-150, programada para comenzar a llegar a los concesionarios a finales de año, mediante el uso de aluminio en lugar de acero se sacó de encima más de 700 libras para mejorar la economía de combustible.

Ford también está invirtiendo fuertemente para rediseñar dos fábricas para la versión de la serie F y para introducir 23 nuevos modelos en el mundo este año, incluyendo una versión rediseñada del Mustang con 50 años de edad.