Niños sirios en riesgo de ser generación perdida

La Unicef estimó unos 70 mil niños han nacido en ese tiempo en campos de refugiados y seis millones de niños y jóvenes viven como refugiados

El director de Unicef-Alemania, Christian Schneider, y el ministro alemán de Cooperación Internacional, Gerd Müller, pidieron este lunes el apoyo para los niños sirios que son afectados por la guerra en ese país, que lleva tres años.

No podemos ni debemos dejar a toda una generación de niños y jóvenes sirios a su propio destino. Necesitan nuestro apoyo ahora y en los próximos años”, señalaron al referirse a la tragedia que están viviendo los niños sirios refugiados.

De acuerdo con cifras oficiales unos 70 mil niños han nacido en ese tiempo en campos de refugiados, seis millones de niños y jóvenes viven como refugiados y 1.5 millones huyeron a los países vecinos. Entre este último grupo se cuentan ocho mil niños que huyeron sin compañía, mientras que otros ocho mil menores han perdido la vida en los combates.

El fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y el Ministerio alemán de Cooperación Internacional (ayuda al desarrollo) convocaron a una conferencia de prensa en Berlín, previa la Conferencia Internacional sobre los Refugiados Sirios que se lleva a cabo en Alemania.

LEA ADEMÁS:

Ofensiva de ISIS en Kobane deja 815 muertos en 40 días

Sirios caminando entre decapitados (fotos y video)

Irak y Siria viven “terrorismo inimagibale” afirma el Papa

Unicef y el Ministerio alemán buscan que esos niños y jóvenes reciban ayuda de emergencia y crearles acceso a la educación, con el fin de evitar una generación perdida.

El ministro alemán declaró que niñas y niños están sufriendo por la violencia, la pérdida de seres queridos y las circunstancias de la huida y tienen que aguantar condiciones de vida deplorables en campamentos de emergencia.

Müller dijo que además de necesitar lo más indispensable para la sobrevivencia como techo, agua y alimento, los niños y jóvenes requieren urgentemente protección, educación y apoyo sicosocial.

El director de Unicef-Alemania, Christian Schneider, expresó que lo que empezó hace tres años y medio en Siria, marca ahora el crecimiento de toda una generación de niños en varios países, en campamentos como los que hay en el norte de Irak y en la propia Siria.

En Jordania, la institución internacional posibilita el acceso a la educación a 120 mil niños sirios refugiados en ese país. En Líbano ayuda a 70 mil niños afectados por la guerra.

Unicef informó que la semana pasada empezó con la distribución de 185 mil paquetes para niños y jóvenes para el invierno, que incluyen chamarras, zapatos, calcetines, gorras y guantes.

Schneider puso de relieve que la administración kurda en el norte de Irak, donde están parte de los campamentos, quiere que se abra a la brevedad posible escuelas, así como nuevos campamentos para más refugiados, que no cesan de llegar.

Unicef quiere levantar ahí 18 escuelas, cada una con 12 salones de clases, para lo que está llamando a la realización de donativos.

El organismo internacional ya ha llevado a esas zonas material didáctico y escolar para 164 mil niños, así como centros en los campamentos donde los niños puedan jugar un poco y de esa manera reducir el estrés que los embarga, además, posibilita agua potable para 16.5 millones de personas en Siria.