Abuchean a delegación mexicana en CIDH

Manifestantes exigen justicia para los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre
Abuchean a delegación mexicana en CIDH
La socieda exige la presentación con vida de los normalistas desaparecidos.
Foto: EFE

La delegación del gobierno mexicano que asistió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para explicar su programa de Derechos Humanos, fue abucheada por un grupo de manifestantes que exige justicia por la desaparición de 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, en Guerrero.

Los manifestantes gritaron “¡Criminales, asesinos!” a los funcionarios mexicanos que intervendrán este jueves en el 153 periodo de sesiones de la CIDH, que se celebra en Washington.

“Es obvio que el Gobierno mexicano ha dado una versión oficial que no es cierta. Hoy estamos aquí para romper esa versión oficial”, clamó uno de los portavoces del grupo, Salvador Sarmiento, quien invitó a los activistas a entrar a las cinco audiencias públicas que la CIDH celebrará sobre el país.

Hace 34 días se registraron los hechos violentos en el estado de Guerrero que dejó un salado de seis muertos, unos 20 lesionados y 43 normalistas desaparecidos.

LEA ADEMÁS:

“No vamos a descansar hasta encontrarlos vivos”

Nuevo alcalde de Iguala dura cinco horas en el cargo

El Papa ora por estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa

La desaparición de los estudiantes probablemente saldrá a relucir en la primera de estas audiencias, solicitada por el Ejecutivo mexicano para explicar su Programa Nacional de Derechos Humanos.

En unas declaraciones a Efe, Jacqueline Sáenz, de la asociación Fundar, consideró que “exponiendo el Programa Nacional de Derechos Humanos no se resuelven las cosas“, y opinó que es “muy importante dar una respuesta a un discurso oficial incierto”.

A su juicio, existe una realidad que “lacera a todo el país” y, en este sentido, destacó que a julio de 2014 la cifra de personas desaparecidas es de más 22,000, a los que se suman los 43 jóvenes de Iguala y la “lista negra que no se ve”.

Con una bandera de México y pancartas en las que podían leerse mensajes como “Ni perdón, ni olvido”, los manifestantes colocados en medio círculo gritaron durante cerca de una hora los nombres de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala, en el estado de Guerrero.

“Vivos se los llevaron y vivos los queremos” fue otra de las consignas más repetidas por los activistas, que portaban varios carteles en los que la palabra “Missed” (“Desaparecido”) se superponía a la cara y nombre de los 43 jóvenes.

El portavoz de la Cancillería de México, Eduardo del Río, dijo que los representantes del Gobierno decidieron no esquivar la manifestación pese a que podían “haber entrado por una puerta trasera” a la sede de la CIDH.

“La delegación mexicana tomó la decisión de entrar por la puerta principal como muestra de la apertura y espíritu de rendición de cuentas con el que acude a esta cita a la Comisión”, afirmó Del Río.

El subsecretario de la cancillería de México Juan Manuel Gómez Robledo, adelantó que su Gobierno y los representantes de los familiares de los estudiantes buscarán un acuerdo en la CIDH para formar un grupo de expertos que ayude a buscar a los desaparecidos el 26 de septiembre.

Ese día policías atacaron a tiros a estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa presuntamente por órdenes del entonces alcalde de Iguala, José Luis Abarca.

Según la investigación, los agentes detuvieron a 43 estudiantes y los entregaron al cártel Guerreros Unidos, cuyo líder, Sidronio Casarrubias, ordenó su desaparición creyendo que se trataba de miembros de Los Rojos, un grupo criminal rival.

Con información de EFE