Usan pasaporte de EEUU para rentar vehículo utilizado por sicarios en Dominicana

Una mujer involucrada en ataque a cárcel que dejó seis muertes
Usan pasaporte de EEUU para rentar vehículo utilizado por sicarios en Dominicana
Autoridades buscan a esta joven.
Foto: Suministrada

Santo Domingo–La Procuraduría General informó que se valió de un pasaporte estadounidense la sospechosa de alquilar la camioneta utilizada por desconocidos que el pasado asaltaron la cárcel de Najayo, San Cristóbal, para propiciar el fallido intento de fuga de un grupo de sicarios, bajo una balacera en la que murieron cuatro reclusos y dos agentes penitenciarios.

El procurador adjunto, Bolívar Sánchez, dijo que el vehículo, una Hyundai Santa Fé, color gris, placa G207596, fue rentado por Rosa María Martínez, quien utilizó el pasaporte número 518408207.

“Estamos pidiendo la colaboración a toda la ciudadanía para la ubicación de esta joven, quien el pasado 21 de octubre se presentó a un rent car ubicado en el kilómetro 21 de la autopista Duarte y dos días después se comunicó con los manejadores del establecimiento para informales que había sido supuestamente atracada y despojada del vehículo y que se encontraba herida en el Hospital Darío Contreras”, manifestó Bolívar Sánchez.

Indicó, sin embargo, que al citado hospital ni a ningún otro “se presentó una mujer herida con las descripciones ni el nombre de Rosa María Martínez”.

“Hemos solicitado a las autoridades norteamericanas colaboración para certificar la autenticidad del documento presentado por Rosa María Martínez, ya que en la base de datos del Estado dominicano, no aparece nadie registrado con ese nombre y características, por lo tanto estamos a la espera de comprobar la identidad”, manifestó.

Indicó que Rosa María Martínez figura en el documento presentado con una fecha de nacimiento del 19 de noviembre de 1982. Además, que los empleados del rent car le tomaron fotografías porque la vieron “muy nerviosa”.

Sánchez indicó que “la poderosa banda” de sicarios que asaltó el penal tenía planificado llevar a cabo la acción el jueves 23, pero que por alguna razón lo abortaron, según informaciones suministradas por reclusos que resultaron heridos que intentaron fugarse.

Sánchez aseguró que la Procuraduría “trabajan sin descanso”, con el propósito firme de “no dejar ni un solo cabo suelto” del hecho sin precedentes en la historia dominicana.

En el asalto armado a la cárcel, ubicada en Najayo, a 36 kilómetros al suroeste de la capital, perdieron la vida el subdirector del centro, Starlin Amarante Polanco, y el supervisor Milciades Casanova. También los presuntos sicarios Ángel Maríñez, Jesús Félix Narciso (Atahualpa), José Luis Polanco Díaz y Álvaro Luis Capellán, quienes purgaban prisión por múltiples asesinatos.

La Policía identificó como sospechosos de cometer el asalto a los supuestos sicarios Gustavo Alcántara Valdez (El Grande), Abraham Suero García (El Gordo), Elvin Féliz Alcántara (Sadam) y Hairo Brito Bello (El Hairo). Los dos primeros se entregaron a través de un canal de televisión, pero una tribunal los puso en libertad por falta de pruebas.