Sobreviviente de cáncer: “Tratar de luchar es lo más importante”

Un hispano sobreviviente de cáncer cree que el suicidio asistido por un médico no es la respuesta al sufrimiento

Sobreviviente de cáncer: “Tratar de luchar es lo más importante”
Roberto Mérida sobrevivió a un agresivo cáncer estomacal.
Foto: Suministrada

Como muchos otros, Roberto Mérida se enteró del caso de Brittany Maynards a través de las noticias y las redes sociales.

Aunque asegura respetar la decisión personal de la joven, quien se suicidó con ayuda médica tras ser diagnosticada con un cáncer terminal en el cerebro, Mérida dice no estar de acuerdo con ella.

“Se trata de algo muy personal y no la estoy juzgando, pero no comparto el que esta muchacha haya tomado esta decisión. Es algo que no debío hacer”, comenta Mérida, quien sobrevivió a un agresivo cáncer de estómago que casi le cuesta la vida.

“Las personas tienen que intentar luchar, y cuando vi el video de esta muchacha, ella ni siquiera dijo ‘voy a luchar por esto’. Para ella fue más fácil decir ‘me quito la vida y no sufro’. Eso no lo entiendo”, dice el residente de Nueva York.

Aunque hoy se encuentra ya recuperado, el hombre originario de Bolivia no olvida la amarga experiencia que vivió luego que le descubrieran el cáncer a los 40 años.

“Cuando me enteré que tenía cáncer fue muy duro y tuve que luchar mucho porque fue algo muy doloroso”, recuerda el paciente quien debido a la enfermedad estuvo en coma por 10 días en un hospital de Manhattan.

Mérida relata que al ser diagnosticado, el cáncer estaba avanzado y se había esparcido desde el estómago hasta el cuello, por lo que ya no era posible hacerle una operación. Su única alternativa fue someterse a una agresiva quimioterapia por más de cinco meses.

“Me daban quimioterapia cinco días seguidos y al final de cada semana me la ponían en la espina dorsal. A veces me inyectaban hasta 8 veces para ponerme el medicamento”, comenta.

“Era tanto el dolor que muchas veces perdí la fuerza y pensé ‘Dios que pase lo que tenga que pasar'”, agrega el paciente quien tuvo que afrontar esta difícil experiencia completamente solo, debido a que a su familia en Bolivia le fue negada la visa para venir a Estados Unidos.

“Creo que no se debe enfrentar este tipo de situaciones de forma autodestructiva y pensar que no puedes hacer nada y que tu única salida es suicidarte”, sostiene Mérida