Con las sobras del pavo

Algunas ideas para sacarle provecho a los leftovers de la cena de Thanksgiving

Guía de Regalos

Con las sobras del pavo
Ponle un poco de creatividad a lo que puedes preparar con las sobras del pavo.
Foto: Shutterstock

Cada año pasa lo mismo, decimos que no vamos a cocinar un pavo tan grande, para evitar que sobre demasiado, pero se acaba el Thanksgiving y nos damos cuenta de que la mitad del ave se quedó sin siquiera tocar.

Y porque seguramente tu esposo e hijos no querrán comerlo de nuevo de la misma manera, tienes que poner tu imaginación a volar para darle uso a toda esa carne.

Las opciones son ilimitadas, el pavo al igual que el pollo se puede preparar de muchísimas maneras. Aquí te damos algunas ideas básicas.

El clásico sandwich. Esta es la manera más tradicional de comer los restos de la carne de pavo. Todos esperan que sobre, para meterla entre dos rebanadas de pan, colocarle tomate, lechuga y salsa de cramberries, para quienes disfrutan de lo dulce, o de mostaza, para quienes no.

Ensalada con pavo. No hay forma más fácil de usar las sobras de la carne de pavo que desmenuzar o cortarla, y mezclarla con los vegetales, legumbres o frutas de tu predilección. Tienes un abanico de posibilidades para hacer ensaladas con ella.

Croquetas de pavo. Mezcla la carne de pavo molida con migajas de pan, huevo, cebollas y mostaza en un tazón grande; luego forma las bolitas y fríelas u hornéalas. Acompáñalas con salsa bechamel, y te quedarán riquísimas.

Pasta con pavo. Esta idea es muy saludable y rápida. Corta la carne del pavo, y saltéala con un poco de aceite de oliva, ajo, cebolla y tomates picados. Sirve sobre la pasta de tu gusto y rocía con un poco de queso parmesano.

Entre canelones. Si los de pollo están buenos, los canelones de pavo no tienen nada que envidiarle y podemos hacerlos y dejarlos de un día para otro o incluso congelarlos por varios días.

Deshuesa los muslos del pavo y córtalos en dados pequeños. Saltéalos con aceite de oliva, sal y pimienta, y luego muele todo.

Sofríe cebolla picada, añade salsa de tomate e incorpora la carne picada y cuatro cucharadas de salsa bechamel, que preparas con harina, mantequilla leche y nuez moscada. Puedes conseguir la receta en cualquier página web.

Luego rellena los canelones con la carne, previamente cocinados, báñalos de salsa de tomate y la bechamel, espolvorea con queso parmesano, hornea y disfruta de el resto de tu pavo de una manera original

A continuación te dejamos además dos recetas que puedes copiar, las enchiladas del chef venezolano George Durán, y una de un caldo clásico, para quienes amanezcan un poco mal, después de tanta comida y bebida.

Receta cortesía del Chef George Durán

Tiempo de preparación: 15 minutos

Tiempo total: 45 minutos

Ingredientes:

  • 1/2 tazas de salsa de gravy de pavo (1-1/2 tazas = aproximadamente 12 onzas)
  • 1/4 de taza de crema agria reducida en grasas
  • 1-1/2 tazas de pavo cocido, picado
  • 1-1/2 tazas de relleno sobrante, calentado
  • 1 taza de queso mozzarella parcialmente descremado, rallado y dividido
  • 10 tortillas de harina de maíz de 6 pulgadas cada una, calientes
  • 1 lata (14.5 onzas) de tomates en cubos con albahaca, ajo y orégano Hunt’s Diced Tomatoes with Basil, Garlic and Oregano, escurridos
  • Spray anti-adherente PAM Original

Preparación:

1. Precaliente el horno a 375°F. Rocíe con spray antiadherente una fuente de horno de 13 x 9 pulgadas. En un tazón pequeño, mezcle la salsa de gravy y la crema agria. Esparza 1/2 taza de esa mezcla en la fuente.

2. Mezcle el pavo, el relleno y 1/2 taza de queso en un tazón. Cubra cada tortilla con 3 cucharadas de la mezcla de pavo. Envuelva con la tortilla y coloque en la fuente de horno, con la unión hacia abajo.

3. Con una cuchara, coloque la mezcla de gravy sobre las enchiladas, esparza por encima los tomates escurridos y la 1/2 taza de queso restante. Cubra la fuente con papel de aluminio, hornee durante 25 minutos o hasta que las enchiladas estén bien calientes y el queso se haya derretido. Quite el papel de aluminio y hornee durante 5 minutos más.

Ingredientes:

  • Esqueleto y todos los huesos de las sobras de un pavo
  • 2 zanahorias picadas grueso
  • 1 ramo de apio con hojas, picado
  • 1 cebolla picada
  • 1 diente de ajo machacado
  • 1/4 de tasa de perejil picado con ramitas
  • 1 cucharadita de granos de pimienta
  • 1 hoja de laurel
  • Agua o caldo de pollo enlatado (si no tiene muchos huesos)

Preparación:

Quiebre los huesos del pavo y colóquelos en una olla grande. Añada los ingredientes restantes cubriéndolos con 2 cuartos (litros) de agua o caldo de pollo enlatado o una combinación de los dos. Haga hervir, luego reduzca la llama para hervir a fuego lento, sacando la espuma por 2 horas. Cuele y hierva hasta que se reduzca a 1 cuarto (litro).