Cinco tips para disfrutar al máximo la Navidad

Es posible que esta época de reuniones se complique en el ámbito familiar, pero si tu actitud es positiva, podrás disfrutarla de cualquier manera

Es paradójico que muchas personas anhelen tener una vida social muy activa y por supuesto, afortunada, pero cuando se trata de convivir con los demás y sobre todo si es con la familia, todo se complica, no hay disposición para limar asperezas.

Y qué decir cuando la idea de reunirse gira alrededor de las fiestas decembrinas, entonces el nivel de exigencia se eleva y lo que más quieren evitar son ese tipo de eventos pese a que en el fondo tienen un deseo de compartir.

Si éste es tu caso, pon un límite a esa actitud y prepárate para disfrutar de una de las temporadas más inspiradoras del año. La psicóloga Lilia Joya, catedrática de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), comparte algunos tips para evitar conflictos y convertir la Navidad en un verdadero motivo para festejar.

Si tienes pareja y están decidiendo dónde pasarán estas fechas, no hagan un campo de batalla ni tampoco se empeñen en sacar lo peor de cada familia. Contrario a lo que parece, estos sucesos no son pasajeros y pueden ofender de tal forma que este detalle cobrará mucha fuerza. La propuesta puede ser que acudan con cada una a pasar un momento y después festejen ustedes en su propio espacio o bien que dividan las fiestas: Navidad con los padres de ella y Año Nuevo con los de él.

• Lo que debería ser una gran satisfacción, hacer regalos a los seres queridos, es más bien un motivo para conocer algunos detalles poco delicados de los demás: qué tan descuidados son al momento de seleccionar un obsequio, si son o no avaros, entre otras linduras. No compres a partir de la expectativa de lo que te van a dar, busca algo que realmente pienses útil y agradable para quien lo recibirá, será lo mejor que puedas hacer por alguien.

¿Eres la clásica ‘buena navideña’ que sólo en estas épocas te da por perdonar y querer a todos, y apenas llega el 2 de enero te transformas? Procura ser coherente con tu forma de ser. Es cierto que estas fechas son naturalmente conmovedoras, pero es importante que cualquier conflicto que tengas, lo arregles de forma definitiva. Limar asperezas superficialmente no es muy útil, porque en cualquier momento el problema puede volver a surgir, incluso, en una reunión.

¡Te toca ser anfitriona! Por favor no se te ocurra invitar a personas que sabes que no se llevan bien o que tienen algún problema, sin antes preguntarles si se sentirían cómodos si ambos acuden. Si la respuesta es negativa, es mejor que no insistas y que en todo caso, los veas por separado. Créelo, no será agradable para nadie si forzas la situación.

• Ya sea que vayas a una celebración o que ésta se realice en tu hogar, ofrece y recibe la ayuda. Definitivamente el hecho de recibir a muchas personas implica un gran esfuerzo, y la idea es que todo el mundo tenga la oportunidad de convivir y disfrutar de la compañía y del ambiente alrededor. Organiza o propón, en todo caso, que todos los convocados a la fiesta cooperen con algún alimento, la música, los adornos, en fin, con cada detalle que se requiera.

Si colocas como tu principal objetivo disfrutar de la Navidad, nada podrá arruinar tu idea porque tendrás la mejor actitud y eso se contagia. Así que ahora prepárate para vivir unas fiestas decembrinas inolvidables.

Para leer: Ghostgirl, Canción de Navidad. Tonya Hurley. Editorial Alfaguara

Colaboración de Fundación Teletón México

#EscuelasLibresDeBullying

bojorge@teletón.org.mx