Demandan a MTA por discriminación en el programa Access-A-Ride

Según el litigio la agencia falló en proporcionar servicios de traducción a las personas con domino limitado del inglés

Nueva York — La Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) enfrenta una demanda colectiva por supuesto trato discriminatorio a usuarios del programa Access-A-Ride, un servicio de transporte para ancianos y discapacitados que se ofrece en la ciudad de Nueva York.

El grupo de defensa de los derechos civiles Abogados de Nueva York para el Interés Público (NYLPI), presentó la demanda en un tribunal federal de Manhattan en nombre de cinco personas que alegan no haber recibido servicios de interpretación y traducción adecuada, una violación de la Ley de Americanos con Discapacidades y la Ley de Derechos Humanos de Nueva York. La demanda exige que New York City Transit cree un sistema integral para proporcionar servicios de traducción a las personas con domino limitado del inglés.

En mayo de 2013, El Diario reportó la queja de varios usuarios latinos. Un caso fue el de la puertorriqueña Rosa Laureano, quien para entonces aseguró que ante la falta de traducción, su enfermera personal asumió la responsabilidad de organizar sus viajes.

“El trato injusto e ilegal de New York City Transit impide que las personas que no pueden utilizar el sistema de transporte público debido a su discapacidad asistan a sus citas médicas críticas, vayan a la iglesia, compren comestibles o visiten a sus familiares”, dijo NYLPI en un comunicado de prensa.

La defensora del pueblo Letitia James calificó la demanda como un paso importante para mejorar los servicios a Access-A-Ride para todos los neoyorquinos.

De acuerdo con NYLPI, el proceso de solicitud de Access-A-Ride resulta complejo para los usuarios con un limitado dominio del inglés, quienes se enfrentan a una entrevista en persona, una prueba de las capacidades físicas y mentales, y una extensa solicitud escrita que sin una traducción adecuada, reduce las posibilidades del solicitante de calificar o aprovechar al máximo el servicio.

“New York City Transit es incapaz de proporcionar intérpretes o documentos traducidos. De hecho, rutinariamente se les niega servicios a individuos en el centro de solicitud cuando se presentan sin su propio intérprete”, indica la demanda. “Incluso si un solicitante logra calificar para el servicio, muchos no pueden utilizarlo tanto como es necesario porque tienen dificultades para comunicarse con el personal de Access-A-Ride para programar viajes o comunicarles si las camionetas están atrasadas o no van a recogerlos”.

Un portavoz de la MTA dijo que la agencia no hace comentarios sobre litigios judiciales, pero para el artículo de El Diario del año pasado, la agencia debatió las acusaciones asegurando que tiene personal capacitado para la traducción en varios idiomas y que estaba en proceso de desarrollar e implementar un programa mejorado para personas con limitado dominio del inglés, que incluirá de forma específica al servicio de Access-A-Ride, con la disponibilidad de un servicio de traducción de idiomas exclusivo para ayudar a los solicitantes y clientes.