Bill de Blasio visita a familiares de Rafael Ramos

Comisionado del NYPD vincula la muerte de los oficiales a las manifestaciones

Nueva York – Luego de recibir fuertes críticas de algunos miembros de los sindicatos de policías, tras el asesinato de dos oficiales en Brooklyn, Bill de Blasio visitó este lunes la residencia de uno de los caídos, el policía Rafael Ramos. El Alcalde estuvo acompañado de su esposa Chirlane McCray y del Comisionado del NYPD Bill Bratton.

Durante su participación temprano en un programa de la cadena NBC este lunes, Bratton reconoció que De Blasio ha perdido el apoyo de “algunos” policías y que la muerte de dos oficiales el sábado está conectada a las incesantes demostraciones que se han realizado en la ciudad en los pasados días.

“Es bastante evidente… que el que estos dos oficiales fueran el blanco haya estado directamente relacionado con las manifestaciones”, sostuvo Bratton, agregando que las muertes de Eric Garner y Michael Brown estuvieron detrás del ataque a tiros por Ismaaiyl Brinsley.

El máximo policía de la Ciudad también dijo que la tensión entre la policía y De Blasio ha hecho que el mandatario pierda el apoyo de “algunos oficiales”.


Lee también:

Yankees pagarán educación de hijos de Rafael Ramos

Uno de los oficiales baleados en Brooklyn es hispano

Llamado a la paz en NYC tras doble asesinato de policías

Nueva York, ciudad tensa y dividida tras asesinato de policías


Sin embargo, el Comisionado contestó con un rotundo no cuando se le preguntó si las acciones y palabras del Alcalde han contribuido con la atmosfera anti policial que vive la ciudad. “Para nada lo creo”, contestó. Además, Bratton dijo que los policías no debieron darle la espalda del Alcalde cuando caminó por el pasillo del hospital el sábado, minutos antes de la conferencia de prensa donde se dieron los detalles sobre la muerte de los dos oficiales.

Luego que se diera a conocer la muerte de los oficiales Wenjian Liu y Rafael Ramos, el líder del sindicato Patrolment Benevolent Association Patrick Lynch dijo fuera del Hospital Woodhull que De Blasio y varios otros en la Alcaldía tenían “sangre en las manos”.

Por su parte el gobernador Andrew Cuomo también manifestó su apoyo tanto para el Alcalde como para los sindicatos de policías. Se esperaba que De Blasio visitara la residencia del oficial Liu al final del día.