Más de 700 quejas contra taxistas por insultar pasajeros

La Comisión de Taxis y Limosinas emitió este año multas de entre $350 a $1,000 por cada falta

Nueva York – Los neoyorquinos tienen fama de usar un lenguaje “colorido” y un informe indica que los taxistas no son la excepción.

Según la Comisión de Taxis y Limosinas, durante el 2014 se recibieron 752 quejas de conductores que insultaron con vocabulario vulgar a los pasajeros.

En promedio, las multas por usar malas palabras cuestan entre $350 y $1,000 e incluso puede llevar a la suspensión de la licencia. Incluso, ser rudo es una ofensa que acarrea una penalidad de entre $200 y $300.

Este es un cambio en comparación a como fueron las cosas en 1982 cuando un juez determinó que el uso de lenguaje soez por parte de un conductor durante una pelea con un transeúnte no era un delito de mala conducta.