El nuevo Mercedes Benz que se conduce solo

El nuevo F 015 enciende las luces cuando reconoce a su propietario
El nuevo Mercedes Benz que se conduce solo
El nuevo F 015 de Mercedes Benz fue presentado en el CES de Las Vegas.
Foto: Mercedes Benz

Si alguna vez viste una película del futuro donde el auto se conducía solo, pues ya dejará de ser sólo una escena; en corto tiempo, un auto que se conduce solo puede ser una realidad.

Mercedes Benz presentó el concepto futurístico F 015 en el show de electrónica CES en Las Vegas. Y realmente llamó la atención.

“El F autónomo 015 ofrece todas las comodidades del hogar y muy pocas de las desventajas de la conducción. Será exactamente lo que el mundo necesita a medida que más y más personas se aglomeran en las ciudades y carreteras existentes, más lentas y más llenas de gente”, dijo Dieter Zetsche, presidente de Mercedes Benz.

“La mayoría de los artilugios aquí en el CES realmente consumen tiempo y ocupan espacio en su apartamento -afirmó Zetche-. Nosotros en Mercedes vamos a mostrar una innovación que realmente le da más tiempo y más espacio. Eso realmente no tiene precio. Eso sí que es lujo”.

De ahí el sufijo “Luxury In Motion“. Además de las funciones autónomas actuales, como el frenado de emergencia, estacionamiento autónomo y la conducción en stop-and-go de tráfico, el F 015 utiliza un mejor procesamiento de datos y mejores sensores no sólo para conducir el auto, sino para entretener e informar a los pasajeros.

Incluso se puede indicar a los peatones cuándo es seguro cruzar por medio de un paso de peatones por láser esbozado. Cuando no está orientado por manos humanas reales, será dirigido por gestos, seguimiento ocular y otros elementos interactivos que rodean a los pasajeros… pero por lo general no será dirigido por los seres humanos.

Las pantallas de ultra alta resolución están en todos los interiores de las puertas y funcionan como pantallas de computadoras y televisión.

La módulos de luz delanteros y traseros LED indican a los conductores cuando hay un paso de peatones al frente; también se iluminan al reconocer al propietario, casi como un perro, solo falta que mueva la cola.

Zetche agregó: “Realmente se siente genial trabajar para una empresa que está lo suficientemente loca como para finalmente realizar esta visión de la movilidad que no necesita conductores. Y será una realidad”.