El ultrasecreto lugar para descifrar cajas negras

El ultrasecreto lugar para descifrar cajas negras
Además de las conversaciones, el sonido ambiente es muy importante, explica especialista.
Foto: BBC

En el caso del vuelo de AirAsia los expertos primero deberán mojar las grabadoras en agua fresca para ralentizar la corrosión.

Luego, los expertos deben asegurarse de que los dos sistemas de circuitos conocidos como “cajas negras” estén completamente secas.

Las cajas negras contienen cintas magnéticas, como las de antaño. Antiguas, como los aviones en que vuelan.

El secado se consigue poniendo las cajas negras dentro de una cabina por un periodo de hasta tres días.

Una de las cajas negras contiene datos técnicos de vuelo y la otra las grabaciones de la cabina de los pilotos.

El proceso para secarlas extrae cualquier humedad en los paneles de circuitos, previniendo potenciales pérdidas de información.

Una vez que es suficientemente seguro hacer funcionar el sistema electrónico, los investigadores comienzan a escuchar las grabaciones.

Mark Ford

“La grabación de voz de la cabina puede proveer de respuestas casi instantáneas a las preguntas que se hacen los investigadores”, le dice a la BBC Mark Ford de la British Air Accidents Investigation Branch (AAIB).

No sólo escuchan las conversaciones. También son importantes “los sonidos detrás del sonido”, asegura Ford.

“Esa información puede arrojar datos importantes como, por ejemplo, la conducta de los motores”, cuenta.

Ford dice que los análisis de la información técnica de vuelo, grabados por el otro aparato, demandan más tiempo.

Cuando esta información está lista, los expertos unen los datos obtenidos por ambas cajas para reconstruir lo que pudo haber pasado.

En el caso del AirAsia QZ8501 este proceso puede durar varios días.