Hombre de Brooklyn condenado por ayudar a Al Qaeda

Wesam El-Hanafi pasará 15 años en prisión por colaborar con dinero e información para planear ataques en Nueva York
Hombre de Brooklyn condenado por ayudar a Al Qaeda
El-Hanafi viajó a Yemen para encontrarse con dos extremistas.
Foto: Getty Images

Nueva York – Wesam El-Hanafi, un hombre residente en Brooklyn, fue sentenciado a 15 años en prisión por colaborar con el grupo terrorista Al Qaeda, no sólo económicamente sino vigilando sitios estratégicos de la ciudad de Nueva York para ser usados como blancos de atentados.

El-Hanafi fue condena en la Corte Federal de Manhattan, tras declararse culpable de haber entregaron a supuestos terroristas en Yemen aproximadamente $67,000 entre el 2007 y el 2009, suma que colectó junto a su cómplice y también acusado, Sabirhan Hasanoff, de una tercera persona que vive en territorio estadounidense.

También entregaron al grupo terrorista computadoras portátiles y dispositivos de control remoto capaces de usarse en ataques con explosivos.

El acusado fue sentenciado, además, por vigilar durante tres años sitios de interés en la Gran Manzana y luego pasar la información al grupo terrorista Al Qaeda, que la usaría para planear ataques.

El Fiscal Federal por Manhattan, Preet Bharara, indicó que, “Wesam El-Hanafi estaba profundamente involucrado en apoyar a Al Qaeda, financieramente y facilitando la vigilancia de lugares estratégicos en Nueva York con el propósito de realizar un ataque terrorista en nuestro suelo, en nuestra ciudad, por lo que la sentencia de hoy es un castigo apropiado por esos crímenes”.

Según varios expedientes y comunicados hechos públicos durante el proceso judicial, en febrero del 2008 El-Hanafi viajó a Yemen para encontrarse con dos extremistas a quienes posteriormente identificó como miembros de Al Qaeda. Mientras estaba en ese país, el individuo realizó un juramento de lealtad denominado “bayat”.

El-Hanafi también enseñó a los terroristas en Yemen técnicas de comunicación encubierta por internet y los proveyó de herramientas de cifrado que facilitaría la comunicación sin detección.

El condenado fue arrestado en la Unión de Emiratos Árabes en abril del 2010 y transferido a custodia de los Estados Unidos en 2012. En junio 10 del mismo año se declaró culpable, en primera instancia, de atentar para proveer recursos y material de apoyo a Al Qaeda y un cargo por conspiración para proveer material de apoyo al mismo grupo terrorista.