El sedán de Mitsubishi y Nissan se encuentra estancado

El acuerdo, anunciado a finales de 2013, está en un callejón sin salida

A pesar de la alianza, posiblemente Mitsubishi presentará una nueva Montero.
A pesar de la alianza, posiblemente Mitsubishi presentará una nueva Montero.
Foto: Suministrada

El plan de Nissan para abastecer concesionarios Mitsubishi con un sedán de tamaño medio se ha estancado. La empresa mixta entre Nissan y Mitsubishi Motors se anunció a finales de 2013 y ha sido una brillante esperanza para los distribuidores estadounidenses de Mitsubishi, que necesitaban urgentemente nuevos productos.

Pero según informes de un portavoz de Mitsubishi, el plan entre las automotrices ha llegado a baunque, según el portavoz, las opciones están aún abiertas. No hubo comentarios de parte de Nissan.

“Les dije que el plan se ha estancado -dijo Don Swearingen, vicepresidente ejecutivo de Mitsubishi Motors North America-. Y eso es realmente todo lo que puedo decir en este momento”. Swearingen se negó a discutir si están en punto un muerto o si el paro es temporal o final.

El acuerdo, anunciado en noviembre de 2013, pidió un amplio intercambio de productos y tecnologías entre Mitsubishi y la alianza Renault-Nissan.

Pero para los concesionarios Mitsubishi, que están hambrientos en América, la promesa del acuerdo para un nuevo modelo del segmento D de Mitsubishi producido por Nissan o Renault, fue una estela de luz en su camino. Aunque nunca estuvo claro cual era el sedán que se eligió.

Ésta era una de una de las únicas piezas clave para la revitalizacion de Mitsubishi en los Estados Unidos, aunque los distribuidores comenzarán a recibir una ola de productos frescos este año.

Estos nuevos productos comienzan con un Outlander rediseñado en julio, el Outlander Sport que traerá un nuevo diseño, el Lancer del 2016 para el final del año, un nuevo Mirage en la próxima primavera, junto con un sedán Mirage y plug-in híbrido Outlander en el segundo trimestre de 2016.

Las ventas estadounidenses de Mitsubishi aumentaron un 25% en 2014 a 77,643 automóviles y camiones. La marca ha estado ausente del segmento de sedán de tamaño mediano, desde que se cayó el Galant. Este segmento es uno de los más grandes, pero uno de la industria que se ha desacelerado en los últimos años, por el avance de los SUVs.

Aunque Mitsubishi no ha tirado la toalla con la alianza, ya está anunciando que en el próximo Auto Show de Chicago introducirá al mercado un nuevo modelo, y con bombos y platillos se habla de uno legendario. ¿El Montero quizás?