Cuomo y De Blasio divididos por la nieve

El gobernador y el alcalde de Nueva York mostraron un grado de descoordinación que puso al descubierto problemas de gestión y comunicación
Cuomo y De Blasio divididos por la nieve
De Blasio (izquierda) se enteró tarde de la decisión de Cuomo de suspender los servicios de la MTA.
Foto: Archivo

NUEVA YORK – Juno no fue ni la mitad de lo grave que se anticipaba para la Ciudad de Nueva York. Uno de los expertos del Servicio Nacional de Meteorología se disculpó vía Twitter por la predicción errada, y muchos neoyorquinos calificaron los cierres de rutas y transporte público dispuestas por las autoridades como exageradas.

Pero el verdadero escándalo del día fue que frente a una de las tormentas de nieve potencialmente más graves en la historia, el gobernador y el alcalde de Nueva York mostraron un grado de descoordinación que puso al desnudo ineficiencias de gestión y cortos circuitos políticos.

El lunes en la tarde, el gobernador Andrew Cuomo anunció la suspensión del servicio de la MTA (Autoridad de Transporte Metropolitana) a partir de las 11 p.m. de ese día.

“Nos enteramos mientras se hacía el anuncio”, declaró Bill de Blasio a la prensa el martes.

La oficina de prensa del ejecutivo municipal confirmó que no fue sino hasta las 4:30 p.m. del lunes, 15 minutos antes de que el gobernador hiciera su anuncio, que De Blasio fue informado de la medida.

Esta no es la primera vez que el mandatario estatal toma decisiones que conciernen directamente a la Ciudad de Nueva York sin consultar al alcalde. Durante la crisis del ébola, por ejemplo, Cuomo estableció una política de cuarentena sin la participación del funcionario o sus equipos.

Otra situación que llamó la atención el lunes fue el que Cuomo y De Blasio no aparecieron juntos durante la emergencia. El lunes, cada uno hizo su aparición televisiva con apenas 15 minutos de diferencia, algo que provocó inconvenientes en varios medios de comunicación a los que se les dificultó cubrir ambos eventos.

LEE TAMBIÉN:

Editorial: Contra la tormenta, inversión

Juno, crónica de la tormenta que torturó a unos y divirtió a otros

Alcalde ordena apertura de escuelas públicas

La tormenta de nieve desde la mirada de una reportera de El Diario

Nueva York tendrá su propio sistema meteorológico (fotos)

El gobernador y el alcalde tienen importantes desacuerdos en varias cuestiones clave, como la evaluación de los maestros y la expansión de las escuelas chárter, medidas promovidas desde Albany y resistidas por los sindicatos docentes, uno de los grandes apoyos de De Blasio.

En lo que ambos estuvieron de acuerdo fue en defender los cortes de rutas y de servicios de transporte público.

“¿Preferirían estar preparados o no preparados”, dijo el alcalde en una rueda de prensa ayer en la Alcaldía. “Recibimos constantes informes que hablaban de dos pies de nieve. Para mí, era obvio. Tuvimos que tomar precauciones para proteger a la gente”, resaltó, agregando que los neoyorquinos tuvieron suerte de que vieron sólo seis pulgadas de nieve.

El gobernador, por su parte, indicó que gracias a la prohibición de tránsito vehicular, los camiones quitanieve pudieron fácilmente limpiar las calles sin el percance de tener vehículos varados.

“Varias semanas atrás decidimos no cerrar calles en Buffalo y recibimos siete pies de nieve. Muchas personas quedaron atascadas en las autopistas por 12, 15, y hasta 20 horas”, sostuvo.

Cuomo defendió, además, su proyecto de crear un sistema estatal de clima, el cual dijo será “el más avanzado del país”.

“Vamos a triplicar el número de estaciones de detección del clima para tener pronósticos mucho más precisos” agregó.

El plan fue revelado como parte de su discurso sobre el presupuesto 2015 que pronunció la semana pasada.

“Dependemos de los pronósticos del tiempo para desplegar equipos en todo el estado. Trajimos cientos de equipos del norte para el sur del estado, y eso fue un ejercicio muy caro”, agregó. Aunque no especificó cifras, el gobernador resaltó que el costo de movilizar dichos recursos va “en los millones”.

?>