Decapitan activista que organizaba protestas por caso Ayotzinapa

Gustavo Salgado fue asesinado en el estado de Morelos
Sigue a El Diario NY en Facebook
Decapitan activista que organizaba protestas por caso Ayotzinapa
La policía local encontró el cuerpo en un paraje conocido como “Las Huilotas”
Foto: Imagen del FPR

MÉXICO.- A Gustavo Salgado, de 32 años, le cortaron la cabeza y las manos en el estado de Morelos –entre el Distrito Federal y Guerrero- la víspera a las movilizaciones locales que organizó a favor de la búsqueda de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos y después de una reunión por la vivienda de migrantes guerrerenses desplazados por los huracanes Ingrid y Manuel.

La policía local encontró el cuerpo en un paraje conocido como “Las Huilotas” en el municipio de Villa de Ayala con signos de tortura la tarde del miércoles. Las hipótesis oficiales no apuntan todavía a ningún móvil.

LEE TAMBIÉN: México, incapaz de decir a la ONU cifra de desaparecidos

Salgado es la octava víctima de asesinato a miembros de la organización Frente Popular Revolucionario (FPR), que opera en el sur del país, principalmente en Oaxaca, Guerrero y Morelos.

“Responsabilizamos de estos hechos al gobernador de Morelos, Graco Ramírez, y al Estado mexicano en general”, escribió la directiva del FPR en un comunicado en el que se reivindica como “comunista” y adelanta venganza por esta y otras muertes de sus miembros que se oponían a “injusticias” locales de diversa índole desde 1996.

LEE TAMBIÉN: Iguala: Senado de California condenó desaparición de normalistas

Ya por lucha de tierra, ya por presuntos fraudes electorales; a veces contra un cacique, otras contra la impunidad, dicen.

Entre ellos, varios dirigentes indígenas de Oaxaca como Gregorio Alfonso Alvarado, quien fue el primero de la organización en ser desaparecido; Lauro Juárez, encontrado sin brazos en Guerrero; Miguel González, Gil Ramírez, Antolín Salinas y Nicolás Reyes, ejecutados en la costa entre 2011 y 2012.

Según las versiones recopiladas por FPR, Gustavo Salgado fue “levantado” alrededor de las 6:00 de la tarde del martes por un comando armado después de que un colega lo acompañó al transporte que lo llevaría de regreso a casa tras la reunión que sostuvo por el tema de la vivienda de los guerrerenses.

“Nos duele, pero no vamos a parar hasta ver caído este régimen de hambre y miseria; de explotación y muerte”, describió el FPR.