Biden va a Centroamérica, pero sin fondos

Analizará "terreno" para la implementación de la “Alianza para la Prosperidad”

@mariauxpen

Washington.- Aunque el Congreso no ha aprobado los fondos para un plan de ayuda a Centroamérica, el vicepresidente Joe Biden analizará el lunes próximo con los presidentes de El Salvador, Guatemala y Honduras la implementación del plan “Alianza para la Prosperidad” que busca combatir la violencia y fomentar el desarrollo económico en la región.

Antes de viajar a Guatemala, Biden tenía previsto asistir este domingo a la toma de posesión del presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, pero canceló esa parada en su gira latinoamericana debido a un resfriado, indicaron este viernes fuentes de la Administración Obama.

“El vicepresidente ha estado bregando con un fuerte resfriado en los últimos días y por eso tuvimos que hacer unos ajustes a su itinerario”, explicaron en conferencia telefónica las fuentes, que pidieron el anonimato.

LEE TAMBIÉN: Obama buscará mil millones de dólares para Centroamérica

El objetivo del viaje de Biden a Guatemala es analizar los siguientes pasos para la puesta en marcha de la Alianza para la Prosperidad, lanzada en noviembre como receta para frenar la emigración ilegal hacia EEUU, aunque llegará con las manos vacías, porque el Congreso aún aprueba los mil millones de dólares que solicitó el presidente Barack Obama para esta iniciativa dentro del presupuesto para el año fiscal 2016.

Las autoridades centroamericanas calculan que el costo total del plan regional ascenderá a 5,000 millones de dólares a partir de 2016.

Las fuentes no precisaron el cronograma para la implementación del plan, al asegurar que es un esfuerzo que será liderado por los propios centroamericanos, pero afirmaron que el mensaje de Biden será claro: el plan tiene que implementarse con “transparencia” e incluir medidas para prevenir la corrupción.

Durante su estancia en Guatemala el lunes y el martes próximos, Biden se reunirá con los presidentes de los tres países del “triángulo del Norte” –Guatemala, El Salvador, y Honduras-, Otto Pérez Molina, Salvador Sánchez Cerén, y Juan Orlando Hernández, respectivamente.

También se reunirá con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno, y con líderes empresariales y de grupos de las sociedad civil.

Además tendrá un encuentro a solas con el presidente Pérez Molina.

LEE TAMBIÉN: Centroamérica promueve plan de Washington para frenar emigración

Algunos líderes de ambos partidos en el Senado expresaron el martes escepticismo sobre la solicitud fondos de Obama para Centroamérica, argumentando que EEUU ha invertido mucho en la región sin lograr reducir significativamente la violencia.

En declaraciones a este diario, el “número dos” de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Steny Hoyer, dijo que el viaje de Biden cobra importancia precisamente porque es necesario conocer las condiciones sobre el terreno y cómo responder a éstas.

“Recién estamos en el inicio de este proceso legislativo (para los fondos de Centroamérica), pero confío en que lo que está haciendo el vicepresidente es recabar hechos que ayuden a cimentar apoyo a la propuesta del presidente Obama”, dijo Hoyer.

Por su parte, Adriana Beltrán, coordinadora de asuntos de seguridad ciudadana de la Oficina de Washington para América Latina (WOLA), afirmó que, para que la estrategia de Obama en la región tenga éxito es necesario que los tres países en cuestión “demuestren un compromiso de combatir la arraigada corrupción y los problemas de rendición de cuentas que han impedido el progreso”.

En ese sentido, WOLA pide la extensión de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), una entidad de Naciones Unidas creada en 2007 para el combate de la corrupción y el fomento del imperio de la ley.

El mandato de la CICIG, que ha llevado ante la Justicia a exfuncionarios de alto rango y a un expresidente en ese país, vence en septiembre próximo.