FAA desciende sobre La Guardia para investigar accidente

La agencia federal busca determinar con exactitud las causas del deslizamiento del avión de Delta
FAA desciende sobre La Guardia para investigar accidente
El avión quedó a centímetros de las aguas heladas de la bahía de Flushing.
Foto: Getty Images

Nueva York — Una cuadrilla de investigadores de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte llegará este viernes en el Aeropuerto LaGuardia, para determinar con exactitud las causas del deslizamiento fuera de la pista 13 de un avión de la aerolínea Delta, procedente de Atlanta, que provocó lesiones leves a por lo menos 28 pasajeros.

Se espera que el equipo llegue esta tarde, según reportó la Administración Federal de Aviación (FAA) en su sitio web. Con las pesquisa se intentará recuperar los datos de vuelo y las grabaciones de voz de la cabina.

El jueves alrededor de las 11 a.m., el vuelo 1086, con 127 pasajeros y cinco tripulantes, se salió de la pista durante las maniobras de aterrizaje. Joe Pentangelo, vocero de la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey, dijo que el incidente provocó la cancelación de unos 900 vuelos.

La FAA dijo que la pista 13 se utiliza para las aeronaves que aterrizan con menos frecuencia que las otras pistas del aeropuerto, y era la única opción para el vuelo de Delta en el momento del incidente, debido a las pésimas condiciones climáticas que afectaban la ciudad el jueves.

La agencia indicó que la pista 13 registraba vientos de cola de 4 nudos, y un viento cruzado de 11 nudos, condiciones legales para las maniobras de aterrizaje para un avión MD-80.

“La acción de frenado se reportó como buena por un Airbus A319 (tamaño similar de la aeronave) justo antes del incidente”, destacó la FAA en su sitio web oficial.

La pista cuenta con un sistema de frenado EMAS-Engineered Materials Arresting System, pero el avión se deslizó a la derecha antes entrar en contacto con la zona de fricción.

“El terraplén está específicamente destinado a ayudar a prevenir que las aeronaves de deslicen hacia la bahía de Flushing”, dijo la agencia. “Este es un caso similar al de marzo de 1994 cuando un Continental MD-82 hizo lo mismo en condiciones invernales”.

Esta mañana la pista en el aeropuerto reabrió luego de que un equipo especializado de grúas retirara la aeronave accidentada, que estaba encajada en un terraplén a escasos metros de la bahía de Flushing.

La Autoridad Portuaria indicó que temprano se hicieron reparaciones en esa pista de aterrizaje, pero no quedó claro cuándo se reanudará el despegue desde allí. Este viernes todavía se registraban retrasos de entre una hora y 40 minutos en LaGuardia.

El Departamento de Bomberos (FDNY) informó el jueves en la tarde en su cuenta oficial de Twitter que 28 pasajeros sufrieron lesiones menores y cinco requirieron atención médica. El accidente provocó una fuga de combustible menor en una de las alas. De acuerdo con medios locales, los pasajeros reportaron que antes del patinaje del avión sintieron una turbulencia. Los testigos aseguraron que la aeronave no se detuvo hasta que golpeo una valla de seguridad a unos centímetros de las aguas heladas de la bahía de Flushing.

Funcionarios locales están planteando si era seguro permitir vuelos ante de la nevada, pero trascendió que no hay una regla sobre una determinada cantidad de nieve o hielo que obligue a cerrar una pista.

La FAA requiere a los aeropuertos extremar medidas de seguridad durante las tormentas invernales. La agencia también obliga que se realicen supervisiones, mediante equipo especializado, para determinar si los aviones pueden frenar. Si no hay suficiente fricción, la pista debe cerrarse.