Hija de Pedro Hernández declara en juicio en su cotra

Describió a su padre como un hombre para quien es difícil distinguir la fantasía de la realidad
Sigue a El Diario NY en Facebook
Hija de Pedro Hernández declara en juicio en su cotra
Becky Hernández (izq.) junto a su madre en la corte.
Foto: Archivo

Nueva York – La segunda parte del juicio contra Pedro Hernández por la muerte del niño Etan Patz en 1979 comenzó este lunes, y ahora es el turno de la defensa de llamar a sus testigos. La primera en subir al estrado fue Becky Hernández (25) la hija del acusado, quien reconoció que tuvo que postergar sus deseos de cursar una maestría por el estrés desde el arresto de su padre en 2012.

En voz baja, pero con fluidez, a veces llorando y otras con la cara tensa, la joven respondió las preguntas del abogado defensor Harvey Fishbein y describió a su padre como un hombre amoroso pero extraño. “A veces era incómodo permanecer sola con él en un mismo espacio porque era aislado y poco conversador. No auxiliaba en las tareas escolares, ni hablaba de temas noticiosos”. La joven dijo que penas recuerda que la ayudaba a mantener una línea derecha en la hoja cuando empezada a aprender a escribir.

Hernández fue descrito como un padre sobreprotector que hasta los 14 años tomaba a su hija de la mano para cruzar la calle y no permitía que tuviera reuniones con adolescentes sin la compañía de la madre. “Nunca iban visitantes extraños a casa. Sólo familiares y mi padre escuchaba mientras los demás hablaban”.

Lee también:

Hombre llama a la Fiscalía asegurando que es Etan Patz

Muestran en corte video de confesión de Pedro Hernández (video)

Exesposa de Hernández confirmó confesión del asesinato de Etan

Juez rechaza anular el juicio contra Pedro Hernández

Este lunes, como en las semanas anteriores, la defensa intentó hacer énfasis en las pocas destrezas sociales del acusado y su bajo coeficiente intelectual. “Una vez tuvo una visión de una pasajero en un auto estacionado frente a la casa y nosotros no veíamos nada”, testificó la hija. Añadió que en otra oportunidad Hernández despertó de una siesta y dijo que había una presencia en la habitación que las dos mujeres tampoco vieron.

Becky también recordó un episodio en 2009 en el que veían un programa de televisión de crímenes sin resolver en el que se incluyó la desaparición de Etan Patz en SoHo. “Mi padre no mencionó el asunto ni se alteró con la descripción”.

Como ejemplo de lagunas de las cosas incoherentes que hacía su padre la joven dijo que, “cortaba la grama o movía la nieve a pesar de que sufría de la espalda y mi mamá y yo lo tratábamos de impedir”.

Se espera que esta semana la defensa llame a varios psiquiatras y psicólogos forenses expertos en falsas confesiones para sustentar su estrategia de que su cliente sufre de una forma de esquizofrenia que hace difícil distinguir la fantasía de la realidad.

Durante el mes pasado, la fiscalía encabezada por Joan Illuzzi-Orbon trató de retratar a Hernández como un hombre trabajador que esconde un “oscuro secreto”.

El viernes anterior la parte acusadora terminó su proceso y mostró fotos de un niño del tamaño de Etan con metido dentro de una caja de cartón, con el propósito de mostrar, tal como lo confesó el acusado, que el niño ya sin vida sí pudo sido metido un recipiente similar. El rostro del niño fue ocultado.