“Dreamers” enfrentan la realidad de los jóvenes exiliados en México

En el Seminario Internacional sobre Dreamers intercambiaron historias, miedos e incertidumbre acerca de DACA
“Dreamers”  enfrentan la realidad de los jóvenes exiliados en México
Los jóvenes 'dreamers' de California se asombran al escuchar las historias de "Los Otros Dreamers".
Foto: Gardenia Mendoza

@GardeniaMendoza

MÉXICO.- Catorce estudiantes “dreamers” de la Universidad de California que están a un paso de ser beneficiados por la Acción Diferida para los Niños Migrantes (DACA) llegaron a México de visita para reencontrarse con sus raíces y se toparon con más: una cruel realidad que podría alcanzarlos a ellos si se suspende el programa.

Durante un encuentro con jóvenes conocidos aquí como “Los Otros Dreamers”-aquellos que regresaron forzados antes del Dream Act de 2012- escucharon historias como la de Jorge Lerma, quien se formó en Estados Unidos como electricista.

“He tratado de revalidar mis documentos pero ha sido imposible: me piden sellos, traducciones, notarios, que el 75% del programa sea similar al de México y que una universidad le dé el visto bueno”, expuso en el Seminario Internacional sobre Dreamers y menores ciudadanos de Estados Unidos exiliados en México.

“Sin esto no puedes tener cédula ni puedes estudiar aquí una maestría y yo, con 33 años, ahora no encuentro trabajo”.

LEE TAMBIÉN:

Escuelas en México rechazan a 4 niños estadounidenses hijos de mexicanos

Niños de EEUU se quedan sin educación en México

Los estudiantes de CalState dijeron estar sorprendidos. “Me siento triste y con miedo a la vez, porque si se detiene el programa (DACA) yo podría ser uno de ellos y no quiero, porque, aunque solo estoy de visita, me siento extraño, no quiero imaginar lo que ellos viven”, dijo José Felix Cruz, conmovido hasta las lágrimas.

“Este viaje ha sido totalmente diferente a lo que pensaba, fue como si no existiera esa realidad, que espero no llegue a ser la mía”, comentó Stefani Franco después de conocer la historia de Azul Uribe.

Azul fue deportada en 2009, “hace 1911 días”, el mismo tiempo que ha tenido para “amar y odiar a México”, porque le ha quitado la oportunidad de ver la boda de su hermana y ver crecer a sus sobrinos, pero, al mismo tiempo, le ha dado la oportunidad de conocer lo que son “realmente sus raíces”.

LEE TAMBIÉN: Repatriados los padres, sin escuela los hijos

A partir de estas experiencias, Lidiet Arevalo, nacida en el Salvador pero residente en California, decidió cambiar el rumbo del documental que filma en este viaje de Dreamers que tendrá una duración de 15 días.

Originalmente, Lidiet hablaría de los Dreamers en Estados Unidos y ahora narrará para EEUU la historia de los Dreamers en México.

LEE TAMBIÉN:

Critican Alivios Migratorios ante arrestos de beneficiados por DACA

?>