Tres líderes de la Mara Salvatrucha ingresan a la “Lista Clinton”

Los hombres siguieron delinquiendo desde prisión en El Salvador
Tres líderes de la Mara Salvatrucha ingresan a la “Lista Clinton”

Washington — Estados Unidos anunció el jueves sanciones contra tres líderes de pandillas de la Mara Salvatrucha (MS-13) localizadas en EE.UU., que presuntamente se dedican a financiar a la cabeza central del grupo criminal en El Salvador.

Los sancionados son uno de los fundadores de la MS-13 y miembro de la banda “Seven & Eleven”, José Luis Mendoza; el pandillero de los “Western Locos” Eduardo Erazo Nolasco; y el miembro de los “Hollywood Locos” Élmer Canales Rivera.

Encarcelados en una prisión de El Salvador, estos tres pandilleros “siguieron dirigiendo las actividades” de grupos de la Mara Salvatrucha en Estados Unidos, según un comunicado emitido por el Departamento del Tesoro.

“La MS-13 se encuentra entre las bandas criminales más peligrosas y en rápida expansión de todo el mundo, y representa una amenaza directa a las comunidades de Estados Unidos y toda Centroamérica“, dijo el director interino de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro (OFAC), John E. Smith.

“Las actividades de la MS-13, desde el tráfico sexual al de drogas, son reprobables y deben ser detenidos. Las sanciones de hoy interrumpirán estas actividades ilícitas y ayudarán a proteger aún más a Estados Unidos y al sistema financiero internacional contra el abuso”, añadió el director interino.

La OFAC congelará todos los activos bajo jurisdicción estadounidenses de estos tres pandilleros como parte de los esfuerzos de EE.UU. por acabar con las actividades ilícitas de las organizaciones criminales trasnacionales que ponen en peligro la seguridad nacional, la política exterior y la economía del país.

Según el Departamento del Tesoro, los tres sancionados formaban parte de las “hermandades” locales de la Mara Salvatrucha, grupos que siguen las direcciones del liderazgo de la banda para el exterior y se encargan de expandir las actividades del grupo criminal a nuevos territorios, así como de reclutar miembros.

El dinero que generan estos grupos en Estados Unidos sirve supuestamente para financiar y fortalecer la dirección del grupo en El Salvador.

En octubre de 2012, la Mara Salvatrucha se convirtió en la primera banda de delincuencia callejera que el Departamento del Tesoro denominó como organización de crimen trasnacional.

La Mara Salvatrucha cuenta con 30.000 miembros, repartidos en El Salvador, Guatemala, Honduras y México, y además se encuentra activa en 40 estados de EE.UU., donde 8.000 personas respaldan las acciones de la banda, según el Departamento del Tesoro.

La banda se ha visto envuelta en diferentes actividades criminales, como tráfico de sexo y drogas, secuestros, asesinatos o extorsión.