Estallan fuertes enfrentamientos entre militares y maras

Expertos temen los efectos de una guerra abierta contra los pandilleros
Estallan fuertes enfrentamientos entre militares y maras
Foto: Archivo

San Salvador

La tensión social y política en El Salvador ha subido vertiginosamente después que se confirmaran, en las últimas 48 horas, varios enfrentamientos entre militares y miembros de las pandillas o maras, como se les conoce en Centroamérica. El resultado de estos choques directos ha sido de 12 muertos y 5 heridos para los dos bandos.

Solo este lunes se realizaron dos ataques de las pandillas contra militares, que dejaron un muerto y tres heridos entre los soldados, así como tres pandilleros capturados como sospechosos de participar en las acciones. Los dos ataques ocurrieron en San Salvador, el primero contra soldados de la Fuerza Naval, y el segundo contra un edificio del Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (IPSFA).

“Todo esto apunta a que estamos entrando a un esquema de guerra, con una lógica de escalada”, aseveró a La Opinion, la experta en temas de violencia Jeannette Aguilar, de la jesuita Universidad Centroamericana (UCA).

El sábado pasado se protagonizó el primer enfrentamiento directo entre militares y pandillas, cuando en una acción de los soldados del Batallón ARE, quedaron abatidos nueve miembros de la mara “Barrio 18” y dos fueron heridos. Los militares salieron ilesos del ataque.

La reacción de las maras fue la de asesinar a dos militares que estaban de licencia en sus domicilios. Las víctimas fueron el sargento mayor Pablo Cándido Vega, de Panchimalco, San Salvador, y el soldado Eduardo Villalta Quintanilla, en San Luis La Herradura, departamento de La Paz. Ambos fueron atacados en sus viviendas y acribillados a balazos delate de sus familiares.

Los albores de una nueva guerra

La experta Aguilar señaló que “el riesgo actual, que apunta hacia una guerra, es que muchas de estas acciones contra los pandilleros se estén haciendo fuera de la ley, irrespetando los marcos legales, como las ejecuciones extrajudiciales y la tolerancia de grupos de exterminio o de limpieza social”.

Por su parte, el criminólogo Carlos Ponce aseguró que “lo peor que puede hacer en estos momentos la sociedad salvadoreña es empezar a hablar de guerra” y agregó que los recientes ataques entre militares y pandilleros responden a una nueva “recalibración de posiciones entre los dos grupos”.

El Salvador es uno de los países más violentos del mundo con más de 60 homicidios por cada 100.000 habitantes, de acuerdo a Naciones Unidas (ONU). El agencias de seguridad de Estados Unidos también han calificado al llamado Triángulo Norte de Centroamérica, integrado por Guatemala, Honduras y El Salvador, como una de las zonas más letales del planeta, especialmente por la persistencia del pandillerismo.

En cifras

Hasta el momento, en lo que va de año, han sido asesinados 6 militares y 22 policías, así como un juez y un fiscal. El mes de marzo ha sido el más letal en los últimos 15 años, con 486 asesinatos, la mayoría en acciones de las pandillas o relacionadas a éstas.