De Blasio y Mark-Viverito ven por diferentes ventanas

El Alcalde tienen una postura contraria al plan de descriminalizar las ofensas menores
De Blasio y Mark-Viverito ven por diferentes ventanas
La presidenta del Concejo espera lograr un acuerdo con el Alcalde.

Nueva York – Pese a que el alcalde Bill de Blasio volvió a dar su respaldo a la política policial de Ventanas Rotas, la presidenta del Concejo Municipal Melissa Mark-Viverito se mostró optimista de que su propuesta para descriminalizar las ofensas menores siga adelante.

Lejos de caer en un enfrentamiento con el Alcalde por su postura contraria, Mark-Viverito dijo en tono conciliatorio, respecto al comentario que hizo De Blasio el miércoles sobre sus reservas al plan, que “esperamos que las conversaciones continúen con la Administración sobre cómo mover juntos nuestra ciudad hacia adelante”.

La propuesta de Mark-Viverito, hecha el pasado febrero, busca que ofensas como orinar en público, saltarse el torniquete del subway sin pagar o beber licor en la calle, sean sancionadas con una multa y no con detener o dar una citación a una corte criminal . Actualmente la Policía actúa a discreción cuando se trata de decidir si procede a arrestar o a dar una infracción.

La práctica conocida como Ventanas Rotas fue impulsada por el comisionado de Policía William Bratton hace más de 20 años, cuando ocupaba la misma posición bajo la administración del exalcalde Rudy Giuliani, con la intención de mejorar la calidad de vida de la ciudad.

De Blasio, aunque expresó que la propuesta de Mark Viverito es digna de discusión, enfatizó que “mi visión de políticas en cuanto a calidad de vida y en lo relacionado con Ventanas Rotas, es la misma estrategia que la del comisionado Bratton”.

El politólogo de Hunter College Carlos Vargas Ramos calificó la situación como una política complicada. “Por un lado está la Policía que quiere seguir conservando este tipo de herramientas para velar por el orden público, y por otro lado está la reivindicación de sectores como afroamericanos e hispanos, porque la vigilancia policíaca ha sido excesiva”.

A opinión del experto, la situación debe resolverse de forma interna, tanto la Policía como la Alcaldía “deben conseguir un equilibrio en el que se pueda realizar una vigilancia efectiva que proteja a la ciudadanía así como los derechos civiles”.

La presidenta del Concejo dijo que tanto la Oficina de Justicia Penal de la Alcaldía, el Departamento de Policía y el Concejo están llevando a cabo “una revisión completa y cuidadosa de las propuestas que ayudarán a seguir manteniendo el crimen bajo”.

Y los 1,000 policías

La funcionaria, que también propuso la contratación de 1,000 policías extras, reiteró que “el sistema de justicia penal de la ciudad de Nueva York está en una gran necesidad de reforma”.

Sobre las contrataciones, el Alcalde manifestó recientemente que dará a conocer su decisión durante el anuncio del presupuesto de la Ciudad previsto para el 7 de mayo.

El optimismo de que se logre llegar a un acuerdo sobre Ventanas Rotas es compartido por el concejal Ydanis Rodríguez, que subrayó la buena relación que tiene Mark-Viverito con el Alcalde. “Estoy seguro que se va a encontrar la manera de lograr una reforma que construya una mejor relación entre la Policía y la comunidad”.