Alcaldesa de Baltimore: ‘Quiero respuestas’

Alcalde de Baltimore exige a la policía local aclarar la muerte de afroamericano durante arresto
Alcaldesa de Baltimore: ‘Quiero respuestas’
Manifestantes protestan por la muerte de un afromericano en Baltimore, donde la Policía está involucrada

La alcaldesa de Baltimore dijo que la muerte del afroamericano Freddie Gray era “inexplicable e inaceptable”, al tiempo que exigió respuestas este viernes sobre por qué no se siguieron las políticas policiales durante la detención.
“Quiero respuestas”, dijo Stephanie Rawlings-Blake al final de una semana de airadas protestas en contra del departamento de policía local y agradeció a los manifestantes que sus movilizaciones se hayan mantenido pacíficas.

Freddie Gray –un afroamericano desarmado– murió el domingo, una semana después de sufrir una lesión en la médula espinal mientras era arrestado. El arresto se produjo el pasado 12 de abril.

La muerte de Gray se produce en un momento de gran tensión en el país entre los distintos cuerpos de Policía local y los miembros de la comunidad afroamericana, después de la muerte del joven afroamericano Michael Brown, en Ferguson, Missouri.

Tras la muerte de Gray no cesan las manifestaciones de protesta. El jueves por la tarde, Marc Negro, portavoz de la Policía del Estado de Maryland, informó que 32 soldados estatales con experiencia en el control de multitudes llegaron a Baltimore y estarán disponibles cuando la policía local los solicite para mantener a la ciudad bajo control.
La alcalde Baltimore afirmó que el comisionado de la Policía, Anthony W. Batts, le garantizó que la investigación sobre la muerte de Gray se está realizando con la mayor rapidez posible y que espera que los resultados sean entregados a los fiscales en una semana, para que éstos decidan si se presentan o no cargos criminales.

Específicamente, Rawlings-Blake quiere saber por qué los agentes de policía aparentemente no siguieron las políticas que exigen que todos los presos utilicen el cinturón de seguridad durante su traslado, además de que busca la razón por la cual los policías no solicitaron atención médica para el detenido apenas éste la solicitó.
El jueves, la Policía de Baltimore reconoció que Gray no llevaba puesto el cinturón de seguridad.

Batts, quien ha dicho que no renunciará por este incidente, admitió que los agentes no proporcionaron atención médica al hombre –que aparentemente padecía asma—apenas éste la solicitó.

Seis agentes de Policía fueron suspendidos el lunes mientras se investiga la muerte de un detenido a consecuencia de las heridas sufridas cuando se encontraba en arresto.