¿Puedo aplicar por una residencia de los diez años?

Sigue a El Diario NY en Facebook
¿Puedo aplicar por una residencia de los diez años?
Mario Russell, abogado de Caridades Católicas.

Los inmigrantes que han vivido en EEUU por mucho tiempo y que buscan ayuda legal preguntan con frecuencia: “¿Puedo obtener mi residencia bajo la Ley de Residencia de los Diez Años?” Hasta usted se podrá estar preguntando lo mismo.
La respuesta, sea como sea, es siempre la misma: “Todo depende”.
La ley de residencia de los diez años, también llamada “Cancelación de Deportación”, fue creada por el Congreso en 1996 para ayudar a aquellos residentes indocumentados que estaban viviendo en los Estados Unidos por mucho tiempo, a recibir la residencia legal permanente. Un punto clave es que solamente está disponible para los inmigrantes cuyo caso está siendo escuchado por un juez de inmigración. Repito, nadie tiene derecho a esta residencia a menos que la persona se encuentre actualmente en un proceso de deportación en la corte de inmigración.
Para calificar para la cancelación de deportación y recibir la residencia legal permanente, usted debe: haber residido continuamente en los EE.UU. por lo menos diez años. Haber tenido un buen carácter moral durante diez años. Demostrar que su deportación causaría “una dificultad excepcional y extremadamente inusual” a un pariente que es ciudadano estadounidense o residente permanente, lo cual significa un cónyuge, padre o hijo.
Esta es una carga difícil, y los resultados de estos casos varían dependiendo del fiscal y del juez. Los casos de Cancelación de Deportación  son especialmente complicadosde preparar, ya que requieren una gran cantidad de documentos. También requieren de un abogado competente que pase horas ayudando a los testigos a prepararse y dar su testimonio.
Tomemos por ejemplo a alguien que entró a los EE.UU. desde México en el 2003, se casó con otro ciudadano mexicano y tuvo dos hijos mientras estaba en los EE.UU. Dado que los niños nacieron aquí, ellos  son ciudadanos estadounidenses. Durante su estancia en los EE.UU., la persona trabajó y pagó impuestos (o está dispuesto a pagarlos de manera retroactiva) y no tiene antecedentes penales.
Si esa persona terminó en un proceso de deportación, ellapodría solicitar la cancelación de deportación y argumentar que su expulsión a México causaría dificultades excepcionales y extremadamente inusualespara sus hijos quienes son ciudadanos estadounidenses. Su vida, sus contribuciones a nuestra sociedad, y las necesidades de sus hijos serían objeto de una investigación por parte de un Juez de Inmigración. Por último, solamente a 4,000 inmigrantes se les pueden conceder una Cancelación de Deportación cada año a nivel nacional.