Tormenta Ana avanza con rapidez hacia costa este de EEUU

Se dirige hacia las costas de Carolina del Norte y Carolina del Sur, y se espera llegue en la mañana del domingo
Tormenta Ana avanza con rapidez hacia costa este de EEUU
Los vientos máximos se incrementaron hasta los 95 kilómetros por hora y con algunas más ráfagas más altas.

La tormenta tropical Ana avanza con mayor rapidez en dirección norte-noroeste y enfila hacia las costas de Carolina del Norte y Carolina del Sur, a donde se espera llegue en la mañana del domingo, informó este sábado el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

De acuerdo al centro meteorológico, el centro de la tormenta tropical se encontraba a las 8 de la mañana hora local a unos 165 kilómetros al sureste de Carolina del Sur, en la latitud 32.6 norte y longitud 77.8 oeste.

Los vientos máximos sostenidos de Ana, que hasta esta madrugada presentaba características de sistema subtropical, se incrementaron hasta los 95 kilómetros por hora y con algunas más ráfagas más altas.

TE PUEDE INTERESAR: Las Carolinas en alerta ante tormenta Ana

Según el CNH, con sede en Miami, la combinación de la marejada provocada por la tormenta y la subida de la marea causará algunas inundaciones, especialmente en zonas costeras del cabo Hatteras, en Carolina del Norte.

La tormenta, la primera de la temporada en la cuenca atlántica, provocará acumulaciones de lluvia de hasta 8 centímetros en las dos Carolinas a lo largo del fin de semana.

Las autoridades han emitido avisos de tormenta tropical (paso del sistema en 36 horas) desde South Santee River en Carolina del Sur a Cabo Lookout, en Carolina del Norte.

El CNH prevé que en las próximas horas la tormenta experimente un giro hacia el noroeste y aumente su velocidad en dirección a la costa de Carolina del Sur y Carolina del Norte, a donde llegaría previsiblemente el domingo.

La llegada de Ana se produce con tres semanas de antelación al inicio oficial de la temporada de huracanes en el Atlántico, que comenzará el 1 de junio y terminará el 30 de noviembre.

Si se cumplen las previsiones, esta temporada será de las “menos activas” desde mediados del siglo pasado, según han avanzado los expertos de Ciencias Atmosféricas de la Universidad Estatal de Colorado.

Ana significa un adelanto a la temporada de huracanes del Atlántico, Golfo de México y Caribe, que inicia del 1 de junio al 30 de noviembre.

Un sistema subtropical, con características inferiores a una tormenta o depresión tropical, puede propiciar lluvias intensas, olas altas, fuertes corrientes marinas y hasta inundaciones en la costa.

El más reciente registro de tormentas antes del inicio de la temporada fue en 2012, en ese año Beryl y Alberto, se formaron frente a las costas de las Carolinas, Georgia y el norte de Florida.

En 2014, la temporada de la cuenca atlántica fue relativamente tranquila y este año se pronostica sea una de las temporadas menos activas de los últimos años.

Tornados, granizadas e inundaciones

El mal tiempo marcará el fin de semana en varios puntos del territorio estadounidense, también por el embate de los tornados.

Las zonas que ya sufrieron esta semana la afectación de los tornados permanecen en alerta este fin de semana. La noche del viernes, Oklahoma fue azotada por granizo del tamaño de una pelota de golf. La universidad local canceló el viernes todas las actividades de graduación que tenía previstas.

En todo el estado, las lluvias torrenciales causaron varios accidentes de tránsito. En Oklahoma City, más de 10,600 usuarios se quedaron sin electricidad durante la madrugada del sábado.

En Shawnee, Oklahoma, la Cruz Roja abrió un refugio el viernes por la noche.

La amenaza se extiende hasta el domingo. Michael Palmer, meteorólogo del Weather Channel, indicó que “todos los ingredientes se están mezclando para crear un importante brote de tornados en los Llanos centrales y del sur”.

El sistema de tormentas parece moverse hacia el este, por lo que se espera que el domingo afecte principalmente del Valle de Ohio hasta Mississippi.