Explotación sexual y laboral, las dos caras del tráfico humano

La gran mayoría de los casos reportados hasta el 31 de marzo de 2015 en todo el país corresponden a tráfico sexual, pero el 14 por ciento es de víctimas de trabajo forzado.
Explotación sexual y laboral, las dos caras del tráfico humano
La mayor parte de las víctimas de tráfico humano en EEUU son mujeres.

En julio de 2013, Miriam Kizzie, conocido como “Keys” y “Keyshawn”, de Dorchester -un popular vecindario de Boston– conoció a dos jovencitas de 14 y 15 años de edad. Con apenas 21 años, se ganó la confianza de ambas y logró fotografiarlas en poses sugestivas… Ellas nunca imaginaron que las subiría a internet en forma de anuncio para prostitución.

En el curso de una semana, ambas chicas fueron obligadas a prostituirse en habitaciones alquiladas y en los apartamentos de los hombres que respondieron a los anuncios. Kizzie contó con la ayuda de Anthony Pledger, de 26 años, para hacer los arreglos de logística para transportar a las víctimas entre Massachusetts y Rhode Island.

Oficiales del departamento de Investigaciones del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) y la unidad antihomicidios y tráfico humano de la Policía de Boston, desmantelaron la operación de ambos hombres; según documentos judiciales se declararon culpables de los delitos de tráfico y transporte de menores con el objetivo de prostituirlas y de pertenecer a los Thetford Avenue Buffalos, una pandilla de Boston.

El 11 de mayo, Kizzie fue sentenciado a 12 años de cárcel y 5 años de libertad asistida. Durante la audiencia, las madres de las jovencitas relataron el impacto que esa situación tuvo en sus vidas y familias.

Una de las víctimas, ahora de 16 años, se dirigió a la corte y contó su lucha por salir adelante: “Él me destruyó. Me mintió. He pasado casi dos años tratando de rehacer mi vida”, declaró.

Tipos de tráfico

Casos como el anterior ilustran el infierno que alguien puede vivir al ser víctima explotación sexual, una de las dos formas más comunes del tráfico humano. También está la explotación laboral, y aunque en menor frecuencia, la combinación de ambas.

Según estadísticas recopiladas por el National Human Trafficking Resource Center (NHTRC), que opera en todo Estados Unidos, en el transcurso de 2015 ha recibido 5,212 llamadas alertando sobre casos de tráfico humano; 778 fueron realizadas por las mismas víctimas y sobrevivientes.

La entidad clasifica el tráfico sexual dependiendo del tipo de local o industria donde se comete el delito, siendo el más frecuente en negocios-fachada de prostíbulos (104 casos), luego los anuncios en internet y locales desconocidos (89 casos), prostitución en hoteles o moteles (87 casos), prostíbulos residenciales (51 casos) y servicios de acompañantes (49 casos), para un total de 973 expedientes abiertos.

Al 31 de marzo de este año, el NHTRC -que es operado por la organización sin fines de lucro Polaris- ha registrado 973 casos de tráfico sexual en todo el país, cinco veces más que los casos de tráfico para propósitos laborales (194). Los cinco estados con más reportes son California (223), Texas (101), Florida (77) y Nueva York (76).

El trabajo forzado en negocios pequeños constituye la porción más corta de esta clase de tráfico humano en Estados Unidos, ya que a la fecha se han registrado 12 casos. Le sigue la agricultura (13), restaurantes y servicios de comida (14), equipos de ventas ambulantes (15) para que el primer lugar sea ocupado por el trabajo doméstico forzado (31).

La mayoría de las víctimas son mujeres (1,127). Se cuentan además 433 menores de edad.

Del total de casos que se abrieron en 2014, el 36.6 por ciento de las víctimas tenían nacionalidad estadounidense o eran residentes legales; le siguen las originarias de México, con el 3 por ciento, y las del triángulo norte de Centroamérica (Honduras, Guatemala y El Salvador) suman 1.4 por ciento.

Las autoridades dependen del público para detener a los perpetradores y liberar a las víctimas, que por lo general están asustadas, fuera de la vista y sufren en silencio.

Reporta cualquier actividad sospechosa marcando la línea de Tips de ICE: 1-866-DHS-2-ICE y el NHTRC at 1-888-373-7888.

Este 8 de junio no te pierdas el gran estreno de La Guerrera, otro caso de tráfico humano por MundoFox. Únete a la conversación con el hashtag #SoyUnaGuerrera y dinos por qué luchas tú.

Para ver MundoFox en tu ciudad, visita www.mundofox.com y busca “SELECCIONA TU CIUDAD” en el menú.

?>