“Graduación simbólica” para indocumentados en Universidad de la Libertad

Una ley prohíbe que ingresen indocumentados a las universidades de Georgia
“Graduación simbólica” para indocumentados en Universidad de la Libertad
Los "graduados" en Georgia.

Atlanta —  La Universidad de la Libertad (Freedom University) celebró el domingo su primer acto de graduación en la que despidió a una veintena de jóvenes indocumentados en una emotiva ceremonia simbólica que se celebró en el Centro de Derechos Civiles y Humanos, en Atlanta (Georgia).

“Esta graduación tiene un gran significado para mí porque con este proyecto no solo he aprendido, sino que también he crecido mucho como humano y me ha dado una perspectiva muy grande sobre las luchas de todas las minorías”, declaró a Efe Alejandro Galeana Salinas, alumno de Freedom University desde hace cuatro años, cuando inició el proyecto.

Galeana, que tras haber culminado su periplo académico en esta institución ha obtenido una beca para estudiar Psicología en Berea College (Kentucky), asegura que continuará “en la lucha” por lograr una mayor inclusión y reconocimiento de los hispanos y de otras minorías que no tienen acceso a las mismas oportunidades educativas.

“No solo en Georgia debemos poner atención, queremos trabajar por todo lo que está pasando en Arizona y otros estados”, señaló el joven de origen mexicano, que llegó con sus padres a Estados Unidos cuando tenía 2 años.

La Universidad de la Libertad fue creada hace más de cuatro años con la finalidad de brindar cursos de nivel universitario a jóvenes indocumentados que no pueden acudir a las universidades públicas de Georgia, por no contar con estatus migratorio legal, tal como lo establece una prohibición de la Junta de Regentes de este estado.

La prohibición abarca a Georgia College & State University, Medical College of Georgia, Georgia State University, Georgia Institute of Technology y University of Georgia, las cinco instituciones públicas más prestigiosas de este estado.

“Este día simboliza que todo su trabajo ha dado resultados y que ellos se merecen una educación en cualquier universidad, porque son el tipo de estudiantes que cualquier universidad quisiera tener”, dijo a Efe Laura Emiko Soltis, directora ejecutiva de Freedom University.

No obstante, la directora destacó la necesidad de seguir buscando opciones que les permitan a estos estudiantes continuar con sus estudios universitarios de manera formal.

“Hoy es una celebración, pero también es un poco agridulce porque estos jóvenes deberían estarse graduando de universidades acreditadas, pero Freedom University ofrece educación para la liberación, no para la acreditación”, matizó Emiko.

Antes de que entrara en vigor la medida 4.1.6., que niega acceso a los estudiantes indocumentados a las cinco universidades públicas más prestigiosas de Georgia, las autoridades permitían la matrícula a inmigrantes indocumentados, aunque estos no podían recibir ayuda financiera federal o estatal.

Los jóvenes beneficiados con la Acción Diferida, entre los que se encuentran muchos de los estudiantes de este programa educativo, vienen defendiendo en el ámbito legal el derecho de poder gozar de matrículas como residentes en los centros educativos de este estado