Nueva planta de Volvo sólo construirá los autos que más vende

La nueva fábrica de la automotriz alemana costará $500 millones y comenzará operaciones a finales de 2018
Nueva planta de Volvo sólo construirá los autos que más vende
La nueva planta de Volvo se encuentra en Carolina del Sur.
Foto: Volvo

Volvo construirá los vehículos que mejor se venden en los Estados Unidos en su nueva fábrica, pero no el SUV XC90 recientemente rediseñado, aseguró Lex Kerssemakers, jefe de la marca.

“Vamos a seleccionar un modelo que estará en la más alta demanda en los Estados Unidos”, dijo Kerssemakers. También señaló que el XC60 y el sedán S60 son los de mejores ventas para la marca en el país.

Volvo ha señalado que inicialmente fabricará unos 100,000 vehículos en su nueva planta de $500 millones en Ridgeville, SC, cerca del puerto de Charleston, pero Kerssemakers no reveló cuántos modelos de Volvo se producirán ahí.

Al igual que sus competidores alemanes con plantas en el sur, Volvo exportará vehículos fabricados en su nueva planta. “Es demasiado pronto para decir qué porcentaje se exporta o si la fábrica será la única fuente global para un vehículo específico”, aseguró.

Lars Wrebo, vicepresidente senior mundial de Compras y Fabricación, dijo que inicialmente el contenido nacional de los vehículos que salgan de Carolina del Sur sería del 55 al 60%, en gran parte porque los motores se obtienen de Suecia. Volvo tendría que producir 300,000 vehículos al año en EEUU para justificar una planta de motores en este país, aclaró.

Según Auto News, la fábrica de Estados Unidos será una de las tres plantas de producción de vehículos Volvo basados en la nueva arquitectura escalable de productos de la marca, los otros están en Suecia y China. El primer vehículo en utilizar la nueva arquitectura es el SUV XC90.

Kerssemakers firmó la semana pasada un acuerdo con Carolina del Sur para construir la planta allí. Dijo que 7,500 personas han aplicado en la página web de contratación de Volvo para un empleo. La planta comenzará la contratación en 2017 con producción programada para comenzar a finales de 2018.

La marca sueca estima que los empleados en la fábrica aumentarán a 2,000 en los próximos 10 años y “hasta 4,000 personas en el largo plazo”.

Volvo está siguiendo el camino de los competidores europeos como Mercedes-Benz y BMW, en la construcción de una fábrica en el sur, pero no tiene el volumen de ventas o la reputación de las marcas alemanas.

Volvo vendió 56,366 vehículos en EEUU el año pasado, sólo más de la mitad de su propuesta de nueva capacidad de la fábrica americana, pero Kerssemakers dijo que el prestigio de Volvo aumentará a medida que sus nuevos productos lleguen al mercado.

Kerssemakers ha dicho que Volvo tiene 3,000 pedidos para el XC90 y espera vender de 15,000 a 16,000 de ese modelo en los Estados Unidos este año, y 25,000 en el 2016.

Según informes, Volvo lanzará 14 vehículos para el año 2020, cerca de dos nuevos cada año y la mayoría sustituirá los productos actuales, con uno o dos autos totalmente nuevos. Las siguientes dos rediseños serán el sedán S90 que reemplaza al sedán S80 de hoy, y el V90 que sustituye el XC70.