Cómo saber si sufres abulia o apatía

La abulia es una condición psicológica que te impide luchar por alcanzar tus objetivos
Cómo saber si sufres abulia o apatía
Para superar la apatía es posible que requieras ayuda profesional.

Los síntomas de este desorden mental los conoces muy bien, aunque tal vez hasta ahora no le hayas puesto nombre: te sientes sin ánimo para hacer algo, ni siquiera aquello que realmente disfrutas o no sientes ganas de luchar por un objetivo, como hacer una carrera universitaria, quizá estudiar y trabajar para pagarte un auto o un viaje.

La abulia o apatía es una condición compleja en la que sabes que quieres lograr cosas, pero algo pasa que no tienes el ánimo ni la fuerza para empezar y lo único a lo que puedes aspirar es a ocuparte en tareas menores. Incluso quienes están a tu alrededor piensan que eres una persona perezosa y conformista que no desea esforzarse ni en lo más mínimo.

Y aunque es un cuadro que parece desolador, es conveniente que sepas que esta falta de voluntad y motivación para realizar tareas cotidianas, es tratable. Con el apoyo de un psicólogo y al practicar algún deporte que te agrade, integrarte a un proyecto social como la protección de animales, cuidar a un familiar que lo necesite, estudiar algo o encontrar un empleo, es posible recuperar el deseo de vivir.

El psicólogo Hans Olvera, investigador de la Universidad Iberoamericana, explica que lo primordial es detectar a qué se debe la presencia de la abulia, ya que en ocasiones se suma a distintos padecimiento como depresión, angustia o alteraciones como trastornos alimentarios. En estos casos esa falta de ánimo es característica y es indispensable que recibas ayuda de un experto, a fin de encontrar la causa de esos estados y poder tratarlos.

También es posible que se presente cuando te enfrentas a situaciones desconocidas, en las que no tienes experiencia y no sabes cómo debes afrontarlas: no saber qué esperar y cómo actuar te hace sentir desanimado, temeroso y sin entusiasmo para continuar.

Lo importante, dice el especialista, es detectar el origen de esta falta de ánimo para poder tratarlo, ya que los escenarios son temporales y se superarán tan pronto te habitúes a las nuevas condiciones. Sin embargo, circunstancias como la desesperanza o los temores arraigados, pueden convertirse en situaciones permanentes que pueden afectar seriamente tu desarrollo.

¿Qué hacer para prevenir la abulia? Lo principal, asegura el doctor Hans Olvera, es que te mantengas en actividad, no solamente en el plano físico sino también en el emocional: haz algo a favor de quienes te rodean y, mejor aún, crea vínculos sociales positivos, reúnete con personas que tengan una buena actitud ante la vida y con quienes puedas hablar y convivir al intercambiar experiencias agradables. De esta forma el entusiasmo estará siempre de tu lado.

– Luca Mingüer

Para leer: Lecciones para volar. Lilyan de la Vega. Editorial Vergara.

Colaboración de Fundación Teletón México
#EscuelasLibresdeBullyng
celeste@teleton.org.mx