Piden intervención de Cuomo para lograr ley de renta controlada

Inquilinos preocupados por acoso de caseros
Piden intervención de Cuomo para lograr ley de renta controlada
Los inquilinos insisten en que el gobernador Andrew Cuomo debe presionar a los legisladores para que aprueben la ley que proteja la renta controlada.

Protestas y pedidos al gobernador Andrew Cuomo para que ejerza sus poderes como primer mandatario estatal y obligue a la Legislatura a trabajar conjuntamente para que se aprueben leyes que protejan más fuertemente a los inquilinos, fue el común denominador de lo que se vivió en la Gran Manzana este martes a un día de haberse vencido en el estado el sistema de leyes para el control de rentas.

Durante una conferencia de prensa en el Ayuntamiento, políticos, líderes comunitarios e inquilinos se congregaron para pedir enérgicamente a Cuomo, actuar en nombre de los 2.5 millones de arrendatarios que viven en apartamentos de alquileres regulados, mientras en Albany el Senado -controlado por los republicanos- continuaba sin llegar a un acuerdo para aprobar el mismo paquete de reformas que fue pasado en la Asamblea durante el mes de mayo.

A cambio, el Senado pasó una propuesta que literalmente deja como están y por un periodo de ocho años las leyes en cuestión, medidas que han sido rechazadas tanto por los senadores demócratas, como por los miembros de la Asamblea y el mismo gobernador.

El lunes, la Asamblea aprobó una extensión de dos días coincidiendo con el último día que tiene agendada la Legislatura sesionar antes de entrar en el receso de verano.

El senador José Peralta calificó la actitud de sus colegas republicanos como “infortunada”, describiendo la situación en Albany, como que “están jugando con la vida de la gente, aprovechando a última hora una extensión de ocho años en un intento de reducir los reglamentos que rigen a las leyes de alquiler. Necesitamos una reforma real, porque los neoyorquinos merecen algo mejor”.

Entre tanto en Manhattan varios concejales coincidieron en que el gobernador tiene el poder ejecutivo de obligar a los legisladores a quedarse en sesión extraordinaria hasta tanto no se aprueben leyes más favorables.

De la oficina de Cuomo, un comunicado indicó que “mientras la Legislatura necesita actuar inmediatamente, los inquilinos de Nueva York deben saber que el gobierno estatal tendrá cero tolerancia con los caseros que busquen explotar a aquellos que viven en unidades de renta controlada”.

María Elena Cochan, inquilina de Brooklyn, acudió tanto al Ayuntamiento como a la protesta que se realizó al mediodía frente a las oficinas de Cuomo, portando una almohada. “La cargo porque no sé si cuando vuelva a mi casi, el casero me va a dejar entrar y tal vez me tenga que ir a dormir debajo de un puente”.

La mujer, que reside en el mismo apartamento desde hace 43 años, dijo que “quiero que el gobernador tenga los pantalones para darle la cara a los pobres, porque nos ha ignorado completamente y es su culpa que nosotros estemos en esta situación”.

“Es una situación muy triste la que está pasando aquí”, dijo la concejal Rosie Méndez, en cuyo distrito citó que “la mayoría de los latinos están en peligro cada día, porque no saben sus derechos y los caseros se aprovechan de esto”.

Entre tanto, el temor de que los caseros empiecen a aprovecharse de la situación ya se está materializando, como lo declaró una inquilina que asistió a la conferencia de prensa y que relató cómo el propietario de su vivienda, en Washington Heights, le avisó ayer que no le renovaría su contrato de alquiler, que vence el primero de julio.

“Llevo seis años viviendo en el mismo apartamento, he cumplido con todos los requisitos del contrato, pero telefónicamente me dijo que no lo renovará y que por si no había escuchado las noticias, muy pronto ya no existirían las leyes del control de rentas”, dijo la mujer, que prefirió no identificarse porque primero quiere consultar su caso con un abogado.

El edil Ydanis Rodríguez dijo que éste es el momento en que los inquilinos deben enterarse bien de sus derechos y no dejarse amedrentar. “La gente debe saber que la ley no permite que los saquen de sus casas porque sí”.

La defensora del pueblo, Letitia James, dijo sobre la situación que “la Asamblea estatal ha hecho lo correcto. Ahora el Senado, inmediatamente, debe expandir y extender las leyes de control de rentas para que millones de inquilinos puedan estar protegidos. Por supuesto, que nosotros continuaremos proveyendo servicios legales y apoyo a los inquilinos afectados por esta crisis”.

?>