Dominicana trata de defender ante el Papa su política con inmigrantes haitianos

El canciller Andrés Navarro asegura al secretario de Estado de la Santa Sede que no habrá repatriaciones masivas
Dominicana trata de defender ante el Papa su política con inmigrantes haitianos
Dominicana busca explicar al Papa Francisco su política frente a inmigrantes haitianos.
Foto: Fuente externa.

Santo Domingo.-El ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Navarro, se reunió con  secretario de Estado de la Santa Sede, cardenal Pietro Parolin, con el propósito de defender su plan de regularización de migrantes ante los oídos del Papa Francisco.

Navarro aseguró a Parolin que la gestión de Danilo Medina no impulsará repatriaciones masivas de haitianos. “República Dominicana quiere mantener un canal de comunicación abierto con la Santa Sede para darle respuesta inmediata a cualquier preocupación o inquietud que le pudiera generar al Santo Padre sobre el Plan de Regularización de Extranjeros que con gran voluntad política desarrolla nuestro gobierno”, dijo.

“Queremos reiterar ante usted, su eminencia Parolin, que cuando en República Dominicana se produzcan repatriaciones para dar cumplimiento a la ley migratoria, se harán de manera individual y en el marco de los respeto de los derechos humanos”, insistió.

Sostuvo que el Plan Nacional de Regularización no violará los derechos humanos de los migrantes y permitirá la regularización de 288,000 personas, en su mayoría haitianos.

“Vemos como los temas migratorios ocupan permanentemente la atención de los Estados, por eso hemos querido que su Santidad el papa Francisco conozca en detalle sobre los avances del Plan de Regularización de Extranjeros”.

De su lado,  el cardenal Parolin agradeció a Navarro toda la información recibida del plan migratorio, indicó la cancillería en un comunicado.

Indicó que el religioso valoró los esfuerzos desplegados por los gobiernos de Haití y la República Dominicana para resolver problemas comunes a través de la Comisión Mixta Bilateral.

Navarro visitó Roma encabezando una comisión integrada por Alejandra Liriano, viceministra para asuntos de Política Exterior; Luis Henry Molina, viceministro de la Presidencia; Washington González, viceministro de Interior y Policía; Josué Fiallo, asesor del Poder Ejecutivo en materia de Derechos Humanos.